“A Amarilla lo está cubriendo alguien”, denunció la hermana de Nico Vázquez

La familia de Nicolás Vázquez, el joven de 18 años asesinado de un disparo en la nuca por un comisario en Lanús Este, en setiembre de 2013, afirmó que al imputado – actualmente prófugo –“lo está cubriendo alguien” y apuntó a la Policía.

Por el homicidio se encuentra prófugo desde hace diez días el comisario Héctor Amarilla, quien el 25 de setiembre de 2013 persiguió a Nicolás Vázquez por la calle Oncativo, en el centro comercial de Lanús Este, tras un presunto hurto que habría cometido el joven.

A las tres cuadras, el policía, quien se encontraba de civil, alcanzó a Nicolás y lo mató de un disparo en el cuello. Los reclamos de la familia y los planteos de la abogada de la víctima, Marina Pirro, llevaron al fiscal de Lomas de Zamora Nicolás Kazewsky a dictaminar que se había tratado de un homicidio calificado. Por eso dictó la orden captura nacional e internacional de Amarilla, quien permanece prófugo.

“En algunos momentos pensamos que no íbamos a llegar a este pedido de detención porque durante todo este año se nos cerraron muchas puertas. Pero ahora tenemos las expectativas puesta en que la Justicia le haga cumplir la pena que le responde a este hombre que fusiló a mi hermano”, afirmó Anahí Vázquez, hermana del joven asesinado en Lanús Este.

En diálogo con Aire Nativo, que se emite por radio eLe, FM 93.30, sostuvo que “Héctor Amarilla aún está en algún lugar de Lanús y creemos que lo están protegiendo o escondiendo la propia Policía y los dueños de Le Fran (el comercio en donde el policía trabaja haciendo adicionales y donde se produjo el presunto hurto de una camiseta por parte de Vázquez)”.

Vázquez subrayó que “además de la actitud de Amarilla hay que recordar que a mi hermano le “plantaron” un hermana que les permitió dar la versión de que se había tratado de un enfrentamiento”. En la misma línea, contó que “en la causa se comprobó que luego de matar a Nicolás, el comisario se alejó del lugar y apareció un rato después con un disparo en la pierna que él mismo se dio para disimular un tiroteo”.

Justamente, Héctor Amarilla no se encuentra separado de la Policía Bonaerense. “Actualmente, figura como de licencia por esa herida que el mismo se hizo”, denunció Vázquez.

La mujer señaló que el comisario Francisco Cichello, titular de la Comisaría 2da de Lanús cuando ocurrió el hecho, le dijo que su hermano había fallecido en el marco de un tiroteo con Amarilla, situación que ella comprobó que era falsa. “Cuando ese policía tuvo que declarar en la causa no dijo lo mismo, se despegó de la defensa de Héctor Amarilla pero al principio, delante de mí, lo justificó”, subrayó.

Finalemente, Anahí Vázquez insistió en que la familia del joven asesinado sólo pide que “Amarila esté detenido y cumpla la condena que le corresponda por lo que hizo”.