A 20 días de la desaparición de Franco, su familia denuncia falta de avances en la investigación

A 20 días de la desaparición de Franco Martínez, un joven que salió de su casa en Villa Albertina y no regresó, sus vecinos y familia realizaron una marcha a Tribunales para que se desplace a la fiscal de la causa y se concreten los pedidos que hicieron. Se espera que este miércoles sean recibidos por el fiscal General adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera. 

Luego de la marcha pensaban ser recibidos por la fiscal a cargo del caso, Marcela Juan, de la UFI 16 o por Scalera, pero ninguno de los dos se encontraba presente en el edificio. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Lisette Martínez, hermana de Franco, manifestó: “Seguimos igual que el primer día, no tenemos ningun tipo de avances y todos nuestros pedidos se rechazaron así que estamos desesperados”.

La manifestación comenzó en Itatí y Camino Negro y luego se trasladaron hasta los Tribunales de Lomas de Zamora con el objetivo de ser recibidos por los representantes del Ministerio Público Fiscal. A pesar de que no pudieron hacerlo, definieron una reunión con el fiscal adjunto y esperan obtener respuestas sobre el avance de la búsqueda. 

En este sentido, Lisette explicó que “es desesperante que la justicia no de respuestas” y que esperan poder saber mañana “que se hizo hasta ahora y que se dejo de hacer”.

“Queremos que nos explique por qué el caso cayó en esa fiscalía que es de género. Nos da entender que no tendría que haber tenido el caso nunca ella. Espero que otro pueda tomarlo”, alertó la hermana del joven desaparecido.

La familia solicitó que se cambie la carátula a investigación de ilícito, que se aparte a la fiscal debido a que es especialista en violencia de género y que intervenga la Policía Federal por los recursos tecnológicos que manejan. Además solicitaron que el rastrillaje lo realice el perro Bruno, a cargo de Diego Tulla, y no los entrenados por el servicio de penitenciaría.

Por el momento se realizaron tres rastrillajes, dos en Santa Catalina y uno en la zona alrededor del domicilio de Franco pero no se obtuvieron indicios del paradero del joven. Los vecinos de la familia Martínez también comenzaron a aportar su ayuda y salen a repartir carteles con la cara de Franco todos los días. 

Franco se fue de su casa el jueves 23 de junio y su familia hizo la denuncia 48 horas después para que comience a ser buscado. A pesar de la espera, la familia alertó durante la marcha que recién luego de 11 días dispusieron a los perros de búsqueda.