Coronel Marcela FliaGabriel Guevara, detenido por el femicidio de su esposa Marcela Coronel, la enfermera asesinada hace 16 días en su casa de la localidad bonaerense de Longchamps, se declaró es martes inocente ante la fiscal de la causa y apuntó sus sospechas hacia su hermano, también apresado por el crimen, informaron fuentes judiciales. Además, reconoció que la noche previa al crimen había discutido con su pareja porque había llegado tarde a su casa luego de estar con otra mujer.

 

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que el marido de la víctima – quien se encuentra acusado de femicidio – declaró que la noche anterior al hecho durmió en la vivienda de la calle Arlt, en Longchamps, y antes de las 6 de la mañana se fue a su trabajo en la Ciudad de Buenos Aires.

“Teníamos una buena relación con Marcela. Pero esa noche llegué después de las 12 porque fui a la casa de una amiga. Ella se enojó y discutimos. Después me acosté a mirar una serie de Netflix y ella fue a la habitación. Cerca de las 3 de la madrugada me pasé a la cama matrimonial con ella hasta que me tuve que levantar”, contó el detenido.

“El relato fue similar al que hizo en algunos medios de difusión”, indicaron las fuentes consultadas. Cabe recordar que la indagatoria fue tomada por la fiscal de Lomas de Zamora Marcela Juan. Guevara estuvo asistido por un defensor oficial. En esta instancia, el imputado no está obligado a responder todas las preguntas que se le hacen ni a decir la verdad.

Este lunes, Pablo Guevara – acusado de coautor – se negó a declarar y sigue detenido. Es el hombre que aparece en las cámaras de seguridad trasladando a la hija de Coronel el día del crimen. Además, en su poder se halló una credencial, una tablet y el celular de la víctima.

Gabriel Guevara, de 24 años, contó que una familiar vio que su hermano Pablo tenía un celular “grande” y que “no era de él”. “Hablé con mi papá, vimos el celular y era el de Marcelo, que se habían llevado cuando la mataron”, explicó el imputado.

Y recordó que el viernes por la noche, él y su padre denunciaron a su hermano en una comisaría. Al otro día terminaron Pablo y Gabriel Guevara detenidos en dos viviendas de la localidad de Guernica.

“A la fiscal no le cierra toda la versión que da Gabriel Guevara”, confiaron los investigadores. Marcela Juan espera para este viernes o el lunes próximo los resultados de las pruebas de ADN a las manchas de sangre halladas en la casa y en ropa que estaba en un balde y en una bolsa abandonada en cercanías de la vivienda de Longchamps.

Este lunes, el padre de los hermanos detenidos también había echado toda la culpa de lo ocurrido a Pablo, destacando la inocencia de Gabriel. “Pablo entró a robar y mató a Marcela”, dijo el hombre.

Desde el la familia de la víctima no sólo creen que los hermanos son culpables del femicidio sino que sospechan que alguien más del entorno de los Guevara pudo haber participado de los hechos.

Marcela Coronel – de 34 años - falleció al ser asfixiada por el homicida, quien también le aplicó varios golpes con un hacha que estaba en la casa.

Este año, Pablo Guevara – agente exonerado de la Policía Bonaerense – había vivido en la casa que compartían su hermano Gabriel y Marcela Coronel.

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano