adela maciel 2El juicio por la muerte de Adela Maciel, realizado bajo la modalidad de jurados populares, concluyó con un veredicto condenatorio hacia José Ariel Aranda, pero no por la figura de femicidio, sino por homicidio simple. Mónica Bosch, abogada de la familia de Adela, dialogó con Diarioconurbano.com y manifestó que este viernes, cuando se debata con el juez y las partes la pena que le corresponderá a Aranda, pedirán la pena máxima de 25 años. Además, denunció que al finalizar la audiencia, fue amenazada por la familia del imputado, por lo que radicará una denuncia al respecto.

El debate por jurados, que duró dos jornadas, culminó en la noche del jueves último, cuando los integrantes del jurado decidieron declarar culpable a Aranda, por el delito de homicidio simple. Este viernes, el juez, luego de los planteos de fiscalía y defensa dará a conocer el monto de la pena, que estará entre los 8 y 25 años de prisión.

La votación, indicó Bosch, culminó 10 votos contra 2, por lo que no podría haberse encuadrado en la figura de femicidio, “porque para eso tiene que ser un voto unánime”. En esta línea, manifestó que según su visión, “no se consideró probada la relación de pareja” entre la víctima y el acusado, sino que “lo tomaron como una relación de amantes, ocasional”. En este sentido, destacó que se haya considerado que “Aranda mató a Adela”, pese a no haber encontrado la figura del femicidio.

Por otro lado, Bosch relató que al momento de los alegatos de clausura, la defensa de Aranda “atacó a la víctima, lo que es una locura”. “La defensa pedía la absolución, sostenían que Aranda no mató a Adela. El defensor defenestró a la víctima, hasta yo me irrité con lo que pasó: dijo abiertamente que Adela, por tener siete hijos, se prostituía” manifestó Bosch, para quien “la condición de una persona no le da el derecho a otro a matarte”.

En cuanto a uno de los factores claves a la hora de determinar la culpabilidad de Aranda, Bosch afirmó que si bien “en el lugar del hecho no lo pudieron identificar, porque no le vieron la cara”, estima que hay testigos que sí lo vieron, pero “tenían miedo”. Por otro lado, destacó el valor de las cámaras de seguridad del lugar donde vivía Aranda, que lo tomaron saliendo del mismo vestido con la ropa que los testigos del hecho describieron.

Por último, Bosch denunció que una vez concluida la jornada, fue “amenazada de muerte” por la esposa de Aranda, quien a su vez es prima de la víctima. “Intentó agredirme y me amenazó delante de todos, de la policía y del juez” sumó, por lo que la familia de Adela se encuentra “muy indignada”.

Gustavo, hermano de Adela, dialogó con el portal una vez conocido el veredicto y manifestó que si bien “lo condenaron por homicidio simple, nosotros y toda la gente quería el femicidio” como condena. Pese a eso, agregó, “al menos preso va a quedar y culpable” y que la familia “un poco de paz vamos a tener”. Por último, agradeció el trabajo de “los abogados y a la fiscal, que lucharon muchísimo porque se haga Justicia”.

El hecho tuvo lugar en una plaza de Villa Diamante, el 7 de junio de 2016. Aranda, hoy acusado y detenido por el femicidio, era el ex marido de una prima de la mujer asesinada y al momento del crimen mantenía una relación sentimental oculta con Maciel desde hacía poco más de un año, con quien había tenido un hijo. Cuando fue golpeada y acuchillada, Adela Maciel tenía en sus brazos a su bebé de un año en brazos.

Según los peritos forenses que trabajaron en el lugar, la mujer presentaba cortes en distintas partes del cuerpo, especialmente en el cuello, y golpes en la cabeza, al punto tal que tenía aplastamiento de cráneo.

Pocas horas más tarde, personal policial logró la detención de Aranda tras un allanamiento en su vivienda de la calle Aristóbulo del Valle al 400, también de Villa Caraza, donde también vivía la víctima.

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano