Espacio publicitario

   

Fiorito EstacionunoLas escuelas de Villa Fiorito experimentaron en el último tiempo distintos hechos de inseguridad que ponen en jaque la integridad física y psicológica de los docentes y alumnos que todos los días acuden a los establecimientos. Estos hechos de inseguridad llevaron a que se suspendieran las clases momentáneamente en la Escuela Primaria 63 y Secundaria 11.

Por un lado, la Escuela Primaria 63 de Fiorito, ubicada en Campana 360, este miércoles se vio sacudida por un hecho que involucró a padres de la institución con docentes en una violenta situación. Según informaron a Diarioconurbano.com docentes de la zona, en horas de la tarde, padres de alumnos “rompieron autos, apedrearon la escuela, golpearon a algunos docentes” luego de que, en horario del mediodía, se generara un hecho confuso en la puerta de la institución “por problemas del vecindario con versiones cruzadas”.

“Los vecinos, bastante agresivos, empezaron a insultar al personal de la escuela” luego de que uno de los habitantes del barrio se “refugiara” dentro de la escuela. Según el comunicado que hicieron circular docentes, “cuando entraba el director, uno de los sujetos empieza a patearlo, cosa que no logra, y siguieron con agresiones verbales”.

Según informaron las mismas fuentes, los directivos y profesionales del equipo de orientación educativa fueron separados de sus cargos para resguardarlos luego de las amenazas recibidas, y debieron suspenderse las clases de este jueves y viernes para analizar la situación y restablecer la seguridad en el ámbito escolar.

Por otro lado, el miércoles  por la noche, el director de la Escuela Media 11 del mismo barrio, Juan Noriega, fue asaltado en la puerta del establecimiento. A punta de pistola y con amenazas, en las calles Azamor y Murature, despojaron al director del mismo de su auto y su celular. Por dicho motivo, fueron suspendidas las clases esta última semana, dado que no se puede asegurar el resguardo y seguridad en la zona.

El hecho derivó en una reunión urgente de las autoridades del establecimiento con personal policial para reforzar la seguridad en esa zona de Fiorito.  A fines del año pasado, los directivos de la Media 11 habían suspendido las clases durante semanas por esta misma razón. Según habían indicado al portal en su momento las autoridades de la misma, la situación era insostenible por la ola de robos; y “la gota que rebalsó el vaso” fue un intento de robo en horario escolar, cuando un joven forcejeó con porteros y docentes que impedían su ingreso a la institución. 

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano