Romano PoliciaA casi un año y medio de la muerte del sargento Néstor Romano, ocurrida en cercanías de los Tribunales de Lomas de Zamora, cuando quisieron robarle la moto, se suspendió el juicio que llevaría adelante la UFI 1 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas, contra los únicos dos detenidos por el hecho. Desde el entorno familiar de Romano, quienes atraviesan la segunda cancelación del juicio en menos de seis meses, esperan que una vez pautada una nueva fecha, se dé “el máximo de pena” posible para los dos detenidos.

Natalia, esposa del policía fallecido, dialogó con Diariocourbano.com y relató que el miércoles 7 de marzo debía comenzar la audiencia oral contra los dos menores detenidos y acusados de homicidio en ocasión de robo, pero por la renuncia de uno de los abogados defensores, el mismo se canceló. “El tema de la renuncia a nosotros nos notificó la fiscalía, ayer (martes 6 de marzo) a última hora” lamentó Natalia, quien ya había avisado a los íntimos sobre el mismo para poder presenciarlo, además de solicitar apoyo psicológico para la familia. “Esto nos hace volver a todo lo que pasó, nos hace revivir todo” refirió al portal.

Además, amplió que en diciembre de 2017 debió comenzar el juicio, que fue suspendido y reprogramado para marzo. Para Natalia, llevará al menos dos meses poder contar con una nueva fecha de audiencia, ya que el imputado tiene al menos 15 días para presentar un nuevo abogado, más el tiempo que le llevará al mismo adentrarse en los hechos y la causa.

La familia de Romano, sumó Natalia, cuenta con dos abogados y se presentaron en la causa como querellantes. “Nuestras abogadas trabajaron un montón, y tenemos varias cosas a nuestro favor” adelantó Natalia, quien en conjunto “solicitamos la máxima de las penas para cualquiera de los dos”. La misma llega a los 10 años de prisión. Frente a dicho número, Natalia manifestó que “no es ni un cuarto de la pena que le darían a una persona mayor” por el mismo hecho.

En relación a los detenidos, ambos menores de edad, Natalia aseguró que “se conocen pero se contradicen” en cuanto a lo que sucedió en los hechos, por eso espera que en el juicio pueda salir a la luz quién fue el que disparó a su esposo. Consultado por el primero detenido, hijo de una diputada que fue entregado a la Justicia por su propia madre, Natalia enfatizó en que “la división de Homicidios ya lo tenía identificado”, y sentenció: “que lo entregue fue una sutileza de la madre, pero no quita lo que sucedió” con Romano.

Romano tenía 40 años y fue asesinado el 26 de noviembre de 2016, de un disparo en el tórax en Camino Negro y Larrea, Lomas de Zamora, cuando regresaba a su casa luego de cumplir servicio en la Delegación de la Policía Federal en Tres de Febrero. En dicha intersección, al menos dos personas intentaron sustraerle a Romano la moto en la que circulaba para volver a su casa, y cuando se identificó como policía, comenzó el enfrentamiento que terminó con la vida del sargento.

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano