Santillan PaulaA diez meses de la muerte de Paula Santillán, una mujer asesinada en la puerta de un boliche de Ingeniero Budge, desde el entorno familiar aseguran que el único detenido y acusado por la muerte -que fue apresado en septiembre último- aun no fue trasladado de la DDI de Avellaneda. Además, la madre de la víctima manifestó que el acusado -identificado como Carlos Martínez- se comunicó con ella una vez detenido para asegurarle que no fue él quien disparó contra Paula. Y dijo que inculpó a quien lo acompañaba en el auto aquella noche.

Patricia, madre de Paula, dialogó con DiarioConurbano.com y aseguró que el acusado del crimen de su hija no fue trasladado de Avellaneda a un penal, pese a que transcurrieron cinco meses de su detención. Martínez fue quien, desde un comienzo, el entorno de la víctima apuntó como el principal sospechoso, gracias al testimonio de los testigos que estaban en el lugar cuando ocurrieron los disparos. Su foto estuvo presente en todas las notas y marchas que la familia de Paula realizó desde que ocurrió el hecho.

Por otro lado, Patricia manifestó: “hace dos meses (Martínez) consiguió comunicarse conmigo, a mi teléfono, y la mujer (esposa de Martínez) me agregó a Facebook.  No me amenazó, pero me pidió que lo perdonara, me dijo que él no fue”. Frente a esto, Patricia declaró este portal que gracias a los testigos –“que están amenazados”– descubrieron que fue él el autor de los disparos, y cuestionó que una persona privada de su libertad tenga un teléfono celular a su alcance y pueda comunicarse con la madre de la víctima.

En la causa se encuentra imputada otra persona –de identidad reservada– por encubrimiento. “Está identificada, pero todavía lo tienen que detener” sumó Patricia. Dicha persona es, según el ahora detenido, quien realmente ejecutó los disparos. “Él le echó la culpa a otra persona, pero sabemos que fue él” sentenció. “Quiero que pague lo que tiene que pagar, que le den una cadena como corresponde” auguró Patricia sobre los próximos meses en la causa judicial.

Paula Santillán, de 37 años, fue asesinada de un disparo en la cabeza, en la puerta del nombrado boliche bailable de Ingeniero Budge, en Lomas de Zamora, cuando un desconocido baleó el frente del local desde un vehículo. Por el momento, no hay detenidos y se estableció que los balazos fueron parte de una agresión de un grupo de jóvenes al boliche. Uno de ellos habría sido sacado por patovicas del lugar, poco antes del fatal desenlace y regresó en el marco de una sangrienta venganza.

En los primeros días de septiembre de 2017, a cinco meses de la muerte de Paula, un joven de 23 años fue detenido acusado de haber disparado en la puerta del boliche aquella noche. La detención del acusado fue materializada por personal de la División Homicidio de la Policía de la Provincia, por orden de la UFI 1 de Lomas de Zamora. El joven, que momentos antes había mantenido una pelea con un patovica de esa disco, regresó y baleó el frente del local desde un vehículo.  

En relación a la situación del boliche, que luego del hecho fue clausurado y abierto nuevamente sin permiso municipal, Patricia aseguró que hoy en día continúa cerrado gracias a las protestas que realizó junto con familiares y amigos de Paula, para evitar una nueva situación como la que vivió su familia. 

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano