Espacio publicitario

   

Tribunales EntredacostadoEl Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora dictó veredicto condenatorio para un hombre acusado de matar a su pareja, Érica Acuña, en un hecho ocurrido en 2015 en el barrio San José. El imputado llegó a juicio luego de que se encontraran diversos elementos que hicieron dudar la versión del imputado, quien aseguró en su momento que Acuña murió víctima de un intento de robo. Se espera que la próxima semana se conozca la pena que se le impondrá a Sergio Alanis, quien fue pareja de Acuña durante más de diez años.

El veredicto condenatorio corre en la línea de lo pedido por la fiscal de la causa, Fabiola Juanatey, quien había solicitado una condena a prisión perpetua al considerar que la muerte de Acuña era un femicidio. Juanatey, fiscal especializada en violencia de género y quien llevó adelante la acusación en este juicio, pidió al Tribunal que condene a Alanis a la pena de prisión perpetua por homicidio agravado por el vínculo, y descartó que Acuña haya fallecido víctima de un robo. Una de las hermanas de Acuña aseguró que “él (Alanis) siempre fue violento y la vivió golpeando” a Érica, y declaró que cuando reconoció el cuerpo de su hermana, “estaba toda golpeada”. Además, Roxana Acuña agregó que Alanis hacía un “trabajo de manipulación” con Érica, y que “siempre andaba armado”.

Según Alanis, la madrugada del primero de junio de 2015 regresó a su casa luego de estar en una fiesta para ir a trabajar, y cuando llega a su hogar ubicado en Yatay al 100, barrio San José, comienza una “discusión” con Érica. “Yo estaba re borracho, me empezó a pegar, yo le pegué, no me acuerdo cómo” continuó relatando el acusado, y refirió que cuando decidió irse de la casa para concluir la pelea, “ingresan dos tipos que querían entrar” a robar. “Yo les tiro las llaves del auto y ellos pegan el disparo” sumó, y manifestó que dicho disparo impactó en el cuerpo de Érica.

El hecho ocurrió el primero de junio de 2015 a la mañana, cuando Acuña ingresó herida de bala en  el abdomen al Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde fue trasladada por el acusado de haberla matado. “La mujer murió apenas llegó al Gandulfo porque estaba muy mal por la herida. En medio de una crisis de nervios, Alanis, su pareja, contó que habían sido asaltados por dos motochorros enfrente de la casa, en Yatay al 100, en el barrio San José”, detallaron en su momento los investigadores del caso.

La versión del hombre fue desmentida a los pocos minutos por un grupo de familiares de Érica Acuña. “Estos familiares dijeron que el hombre golpeaba a su pareja y pedían que, por favor, se lo investigara porque no le creían”, relataron las mismas fuentes a este portal.

En ese marco, pocas hora después del hecho desde la UFI 9 del Departamento Judicial Lomas Zamora dispusieron un allanamiento a la vivienda de Acuña y Alanis en San José. Los investigadores hallaron sábanas de la cama matrimonial manchadas con sangre y una vaina servida en ese dormitorio. En esa situación, Alanis comenzó a contradecirse sobre su versión y la fiscal dispuso su detención.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano