21844370 10213797781160472 1660295942 oAlexis Zárate, jugador de Temperley, fue condenado este lunes a seis años y medio por el delito de abuso sexual con acceso carrnal, por el que fue denunciado en 2014 por la novia de un compañero de Independiente, club en el que se desempeñaba futbolísticamente por aquel entonces. El juez Nicolás Plo, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, no hizo lugar al pedido de detención del defensor del Gasolero.

Si bien no se ordenó la detención inmediata del jugador de fútbol – tal como lo había solicitado la abogada de Giuliana, la víctima – ya que la pena de seis años y medio es en expectativa, lo cierto es que el jugador, pese a asegurar que la relación sexual fue consentida, fue condenado por la figura de abuso sexual agravado con acceso carnal. El tribunal solicitó que hasta que la pena “se haga ejecutoria”, siga en libertad.

Por otro lado, el tribunal rechazó el pedido de Raquel Hermida Leyenda – abogada de Giuliana – de imputar a otros dos jugadores de Independiente, Martín Benítez y Nicolás Pérez. La letrada había solicitado que ambos sean imputados por los delitos de encubrimiento, falso testimonio, violencia de género y privación de la libertad.

El fiscal de la causa, Guillermo Morlacchi, había solicitado la pena de siete años y medio sin detención. Por su parte, la querella había pedido doce años con detención inmediata. Caso contrario había sucedido semanas atrás con la defensa de Zárate, quienes aseguraron que la relación sexual fue “consentida”, por lo que su defendido debía ser absuelto.

Al comienzo del debate oral, la joven que sufrió el abuso sexual contó ante el tribunal que el 16 de marzo de 2014, ella llevaba dos años de relación "estable e ininterrumpida" con Benítez y que éste fue quien esa madrugada la llevó al departamento de Zárate, situado en Brandsen 5980, de Wilde, para mantener relaciones sexuales.

La víctima recordó que mantuvo sexo con su novio en la habitación del compañero de cuarto de Zárate, "siempre con la puerta cerrada" y cuando no había nadie más presente en el departamento ya que el acusado, el por entonces jugador de la Cuarta División del "Rojo", Nicolás Pérez (22); y un grupo de amigas se habían quedado en un boliche en Quilmes.

Luego de tener sexo, la chica recordó que se quedó dormida junto a Benítez, vestida sólo con ropa interior y destapada ya que hacía calor cuando sintió que la "penetraban". Tras el abuso, la joven se retiró del departamento y se dirigió a su casa, donde le contó lo ocurrido a sus familiares y la acompañaron a realizar la denuncia.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano