morenoLa familia de Juan Manuel Moreno, uno de los condenados por el crimen de la adolescente Ariana Cantero, ocurrido en Glew en 2014, se movilizará hasta los Tribunales de Casación de La Plata para exigir una vez más que se lea la condena que se apeló hace nueve meses, ya que para ellos Moreno es parte de una causa armada. María Victoria Salinas, referente de la Resistencia Unida Popular (RUP) donde también militaba su hijo, aseguró a DiarioConurbano.com que pese al paso del tiempo, todavía mantiene la “ilusión” de que Casación revoque la condena de 14 años por ser considerado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora como coautor del hecho.

El hecho ocurrió el 5 de julio de 2014, cuando por la noche un grupo de jóvenes discutió con el propietario de un kiosco, de apellido de Canteros, ubicado en Espoile y French, en el barrio Las Casitas, en Glew. Luego del altercado un grupo de amigos de los jóvenes echados del kiosco se acercaron hasta el frente de la vivienda del comerciante, en ese barrio.

Según la acusación, Moreno –de 38 años en aquel momento- estaba en ese grupo de personas que baleó el frente de la casa de la familia Canteros. Como consecuencia de esa agresión fueron heridos Juan y Damián Canteros. En tanto, la adolescente Ariana Canteros, de 16 años, recibió un balazo en la cabeza. La chica falleció poco después en el Hospital Meléndez de Adrogué.

Salinas indicó al portal que el próximo lunes 18 de septiembre de movilizarán junto con otras organizaciones sociales, de Derechos Humanos, y Madres de Plaza de Mayo línea fundadora hasta los Tribunales de Casación de La Plata, y realizarán una olla popular. El reclamo, remarcó Salinas, es para “darle un toque a la Justicia, para que se dé cuenta que Juan Manuel no está sólo”.

Por otro lado, Salinas resaltó que durante estos nueve meses se movilizó varias veces a La Plata, ya que “la gente de Casación es reacia a recibirte”. El juez que tiene en manos la causa es Gabriel Corral, de la Sala I. “Nos costó que nos recibiera, hace unos meses logramos que recibiera a Juan también, y que él le cuente su verdad” manifestó, y agradeció que lo recibiera ya que “esas cosas no suceden”.

Tanto para la familia de Moreno como para su nuevo abogado defensor – José María Hernández- la causa está armada “por la policía de Glew”. “La fiscal – Marcela Dimundo – lo condena a Juan por dos testigos que desde la misma ventana ven dos cosas diferentes, es una contradicción” afirmó Salinas, y sumó que al papá de la víctima “le pasó lo mismo” en cuanto al testimonio. En esta línea, afirmó que la culpa no fue de ellos, sin que “nunca supieron qué declarar porque la causa fue armada”.

“Nunca hicieron pericias, no estaban las armas ni los coches. No buscaron porque no había nada que buscar” prosiguió Salinas, quien no dudará en “encadenarse” de ser necesario para que Casación acelere la causa. “Casación se está tomando su tiempo porque debe tener alguna duda. Tienen que darle un beneficio porque él está condenado por nada” dijo con convicción la madre.

“Tienen que decidir ahora, me voy con todas las pilas. Yo no tengo toda la vida para esperarlo, quiero ver a mi hijo libre como corresponde. Somos pobres, pero no somos asesinos” finalizó en diálogo con el portal Salinas, y lamentó no haber conformado tiempo antes parte de la Coordinadora contra la Corrupción Policial para “haber ayudado”  su hijo.

Juan Manuel Moreno, Walter Mauri y Guillermo Benítez fueron condenados en diciembre de 2016 como “coautores penalmente responsables” de la muerte de Ariana, y aseguraron que todos ellos “actuaron con previo acuerdo de voluntades”.  Al cuarto acusado, Roberto Benítez, se le concedió la nulidad parcial por no tener la capacidad de entender los hechos y se lo sobreseyó de los cargos imputados, por lo que fue liberado.

Para los magistrados del TOC 2, los tres acusados concurrieron a la casa de Ariana Cantero, ubicada en el barrio Las Casitas, en Glew, para “revanchear” un hecho ocurrido minutos antes de la muerte de la menor y actuaron “dolosamente”, ya que siguieron disparando a pesar de que les habían advertido que había menores en la casa.

Los tres están acusados del delito de homicidio simple, por Ariana Cantero, y tentativa de homicidio por las heridas que se le realizaron al hermano y padre de la menor fallecida.  Por ello, condenaron a Juan Manuel Moreno a 14 años de prisión, a Walter Mauri a 13 y a Guillermo Benítez a 14 años y 6 meses, ya que se le unificó la pena de 13 años de este hecho con una condena previa.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano