Clinica EstradaOtra mujer denunció haber sido víctima de abuso sexual por parte de un médico que atendía en la Clínica Estrada de Remedios de Escalada. Se trata de la tercera víctima que reconoce al profesional, quien se encuentra prófugo con orden detención internacional. En los tres casos, las imputaciones señalan que los delitos fueron cometidos dentro de ese centro asistencial.

La nueva víctima declaró días atrás ante la fiscal María Delia Recalde, titular de la UFI 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, y brindó sobre cómo fue víctima de abuso por parte de un médico que atendía en la guardia de la citada clínica.

Fuentes judiciales informaron a Diarioconurbano.com que el modus operandi coincide con las dos denuncias anteriores. La mujer fue atenderse por un problema urinario y, con varias excusas, el acusado le efectuó tocamientos en distintas parte del cuerpo. Al igual que los casos ya denunciados, el hecho se produjo en octubre del año pasado.

En tanto, la mujer hizo un reconocimiento fotográfico del médico que la atendió y señaló al imputado prófugo: Ángel Chávez Ortega, ecuatoriano, de 33 años.

Si bien en un primer momento de la investigación, había otro médico sospechado de haber cometido los abusos, luego se determinó que en realidad el acusado era su amigo, Chávez Ortega, a quien le prestaba las facturas para presentar ante la clínica.

Este profesional – ahora con falta de mérito – denunció que su amigo le quitó el sello para hacerse pasar por él ya que el ahora prófugo no tenía validado el título de médico para ejercer en nuestro país.

En lo que va de la investigación, la fiscal también determinó la existencia de “despolijidades” en la clínica privada de Remedios de Escalda.

Entre ellas, que no había registro formal de Chávez Ortega como médico de la institución. Es más su foto fue aportada por la propia clínica creyendo que se trataba de su amigo médico.

Para entonces, enterado de la investigación, Chávez Ortega viajó a Ecuador y nunca más se tuvo noticias. Por eso, la fiscal Recalde pidió y el juez de Garantías, José Luis Arabito, concedió el pedido de detención internacional del único imputado de los tres abusos sexuales.

Con el nuevo testimonio, los investigadores tienen la certeza de que no hubo dos sino un médico que cometió los abusos. En tanto, su amigo quedó prácticamente desvinculado de la causa, luego de haber estado detenido.

En su defensa, además de cuestionamientos – que avaló el juez de Garantías - a los reconocimientos de las víctimas, se sumó un certificado del Hospital Italiano en donde consta que durante al menos uno de los abusos, este profesional se encontraba operando en ese centro asistencial porteño.  

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano