Sumo LosAndesEl 20 de diciembre de 1987, 30 años atrás, la mítica banda de rock “Sumo” brindó su último recital, dos días antes de la trágica muerte de su cantante y mayor exponente, Luca Prodan. Aquel recordado recital tuvo lugar en Lomas de Zamora, en la cancha del club Los Andes, donde “Sumo” tocó junto con “Los Violadores”, considerada una de las primeras banda de punk del país. Dos días después, el 22 de diciembre, a Luca lo encontraron muerto en su casa, causa de un paro cardíaco. Tenía 34 años y una cirrosis irreversible, causada por su alcoholismo. En DiarioConurbano.com recolectamos el testimonio de algunos de los presentes en el recital aquel día, para contar cómo fue la experiencia de lo que en esa época era un show más, y hoy es recordado por todos.

Marcelo hoy vive en Córdoba, pero recordó al portal que fue al recital cuando tenía 16 años. “Me gustaba Sumo y Los Violadores, y cuando me enteré que iban a tocar a seis cuadras de mi casa, no lo podía creer” manifestó con nostalgia, y agregó que “para colmo, en la cancha de Los Andes, equipo de que era hincha”. Para ir al mismo, relató Marcelo, no adquirió a entrada, sino que “nos colamos” con un grupo de amigos. “Creo que Luca no se enojaría”, bromeó.

Entre las imágenes que recuerda de aquel momento, Marcelo se ve con un grupo de conocidos “saltando el alambrado de Portela, donde estaban las canchas de tenis” y agregó que mientras corrían juntos bordeando la cancha “para perdernos en la tribuna, la policía nos corría cortando camino por el campo de juego”. “Pero éramos chicos y corríamos rápido, así que no nos pudieron alcanzar” agregó.

“Del recital me acuerdo poco, cuando empezó me parece que Luca estaba sentado, fumando” indicó el fanático de Sumo, quien percibió que “no había tanta gente y tampoco había un ambiente muy rockero”. “Lamento decirlo, pero me parece que no fue un gran recital de Sumo” manifestó. En medio del recital, agregó, “había gente de la hinchada de Los Andes que le gritaba ‘pelado tocate una cumbia’. Creo que el pobre Luca se murió de depresión, sumado a que él ya estaba enfermo” reflexionó. Cabe destacar que por aquel momento, la movida tropical y el cuarteto comenzaban a inundar el ambiente musical.

Si bien la sensación de aquel joven en 1987 sobre el recital fue la anteriormente contada, “con el transcurso de los años, empecé a sentir una especie de orgullo de saber que estuve en el último recital de Sumo”, manifestó Macerlo. “En ese momento no era muy consciente, pero hoy a casi 30 años me siento contento de haber estado en el recital de una de las bandas que dejaron una huella imborrable en la historia del rock argentino” finalizó.

sumo nota

Otro testimonio que pudo recolectar el portal corresponde a un vecino que aún hoy sigue residiendo en Lomas de Zamora. “Tengo flashes de pibes cantando ‘que viva el cuartetazo, que viva la cumbia’, en medio de “Los Violadores y Sumo”, manifestó en concordancia con el relato de los otros presentes.

“Luca se iba del escenario, no cantaba casi nada ya” lamentó el vecino, y agregó: “uno no iba a imaginarse que ese día iba a tener ese valor que tenía. No sabíamos que ese show ni la cancha sabíamos que iba a representar lo que hoy es”.  

Por último, Fabián evocó que “Lomas de Zamora tuvo el lamentable privilegio de haber visto a Luca Prodan arriba de un escenario” por última vez, y recordó cómo fue aquel día. “Ese día, uno va recapacitando con el tiempo, a Luca le costaba mucho cantar, y se notaba como nunca algunos problemas internos, algunos problemas con Pettinato, que en algunas temas se bajó del escenario” recodó sobre aquel recital, sin dejar pasar los conciertos que presenció en Cemento, que “eran espectaculares”, como aquel día que Sumo cantó con el Indio Solari.  

“Yo venía siguiendo a Sumo y era un fanático de Luca” relató orgulloso Fabián. “El recital se hizo muy corto, Luca en un momento se fue literalmente del microestadio” lamentó.

En cuanto al día de la muerte de Luca, Fabián manifestó que “por la madrugada se empiezan a sentir los rumores de que había muerto”, pero consideró que en aquella época la comunicación “era difícil porque no había redes”. “Hasta que cerca del mediodía la noticia ya era que había muerto, y a partir de ese momento empiezan surgir los problemas en los que, dada la situación de Luca y como era con su gente que hacíamos un poquito de problema, fueron dos o tres días que no se sabía qué hacer con el cuerpo de Luca” manifestó al portal.

Finalmente, el cuerpo del mítico cantante es aceptado por el Municipio de Avellaneda, lugar donde hoy descansan sus restos. “Varias veces he pasado y es un lugar de culto. Me recuerda, o se podría comparar, con la tumba de Jim Morrison en Inglaterra” finalizó.

El repertorio de aquel recital que vivirá en la memoria de los fanáticos de Sumo lomenses, y que hoy cumple 30 años, fue el siguiente: “No tan Distintos”, “Breaking Away”, “Crua Chan”, “La Quiero Ya”, “Don't Turn Blue”, “El Ojo Blindado”, “Estallando desde el Océano”, “Viejos Vinagres”, “Divided By Joy”, y “Fuck You!”, que fue tocada dos veces.  

Foto: www. lomaslocura.com.ar

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano