En medio del tironeo por el retorno a clases presenciales el secretario general de SUTEBA Echeverría-Ezeiza criticó el pedido de algunos intendentes del Conurbano en línea con CABA aseguró que “no se puede forzar una vuelta a clases para la foto de la tapa de los diarios” y pidió “despolitizar” el retorno a las aulas y “dejar de lado el márketing” porque “lo peor que nos puede pasar a todos es apresurarnos a volver a las escuelas para a la semana tener que cerrar”.

Tras el anuncio del retorno a clases presenciales en 24 distritos del interior de la provincia de Buenos Aires el titular de SUTEBA Echeverría-Ezeiza aseguró que “es muy difícil que en el Conurbano se vuelva a las aulas en el corto plazo y en el mediano habrá que ver el cambio en los índices” y sostuvo que “lo peor que nos puede pasar a todos es apresurarnos a volver a las escuelas para a la semana tener que cerrar”.

En diálogo con DiarioConurbano.com Boeri afirmó que “hay una politización de la vuelta a clases”, por lo que pidió “ser conscientes de la situación y no apurar una vuelta a clases cuando no están dadas las condiciones sanitarias” además de “despolitizar” el retorno a las aulas y “dejar de lado el márketing”.

“En la provincia de Buenos Aires se está dando muy en serio esa discusión a diferencia de la Ciudad Autónoma o de algunos intendentes de Juntos por el Cambio, quienes presionan para apurar y volver como sea a las clases cuando durante los cuatro años de Vidal ninguno de ellos reclamaron por la educación pública”, expresó en esa línea.

“No se puede forzar una vuelta a clases para la foto de la tapa de los diarios y eso no puede suceder menos si no estpan dadas las condiciones”

Y admitió que “no puede pasar que mañana volvamos a clases en las escuelas de Echeverría y Ezeiza porque no están dadas las condiciones epidemiológicas, pero si se diesen habrá que sentarse a discutir en UEGD y el comité mixto la situación de cada escuela para saber en dónde se podría empezar a discutir la vuelta a las aulas”.

Por eso, remarcó que ante todo “el Ministerio de Salud tiene que ser el que diga que hay condiciones para comenzar a discutir la presencialidad porque hay circulación escasa o nula del virus” y luego vendrá el momento de analizar cada institución.

Consultado por el estado generalizado de las escuelas de ambos distritos Boeri observó que “hay realidades diversas en cada una de ellas porque hay algunas que están en buenas condiciones, otras en las que se están haciendo obras y un grupo donde la situación es compleja porque ni siquiera tienen agua potable”.

“Venimos de cuatro años de Vidal en la provincia y de Macri en el país con un total abandono de las escuelas por parte del Estado con cero inversión, construcción y hasta edificios abandonados. Por suerte en ese lapso los intendentes Gray (Echeverría) y Granados (Ezeiza) invirtieron mucho en infraestructura, por eso la situación no es peor, y ahora se volvió a invertir con fuerza durante la gestión del gobernador Kicillof”, observó.

Sin embargo consideró que “donde hay circulación casi nula o nula del virus es muy importante revincular a los alumnos de manera presencial tomando en cuenta todos los recaudos” porque la pandemia “demostró que la presencialidad, el maestro y el pizarrón son irremplazables, así como que también existen profundas desigualdades”.

En esa línea ponderó “el enorme trabajo que hacen los maestros y los equipos de conducción al garantizar la continuidad pedagógica y del SAE, demostrando una enorme capacidad de adaptación, compromiso y solidaridad”, así como también “la voluntad del Estado de que ninguno se quede fuera del sistema educativo”.

Por último instó a “trabajar en profundidad con el Programa ATR (Acompañamiento a las Trayectorias y la Vinculación)” porque “va a permitir ir a buscar a los alumnos que estaban desvinculados totalmente” y con las tareas para mejorar la conectividad.