Suteba destacó el reconocimiento de un límite de horas para el teletrabajo docente

CETERA y el resto de gremios nacionales de la educación se reunieron con funcionarios nacionales para establecer las condiciones laborales de la educación no presencial, que hasta el momento no era contemplada. “Es un logro muy importante para todos nosotros en este marco excepcional de trabajo a distancia” aseguró a DiarioConurbano.com Liliana Rossi, Secretaria General de SUTEBA Lanús.

Tras la reunión Paritaria de Condiciones Laborales entre la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CETERA), el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social nacional, Caludio Moroni; el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta; representantes del Consejo Federal de Educación y referentes de UDA, CEA, AMET y Sadop donde se establecieron diversas pautas para el teletrabajo docente y la vuelta a las aulas, entre otros puntos.

En la firma del Acta Paritaria se acordaron ciertas condiciones laborales respecto a la infraestructura escolar y a la nueva metodología de trabajo que surgió con la cuarentena. Sobre ésta última se la equiparó con la modalidad presencial a la hora de reconocer límites a la carga horaria, riesgos de trabajo y remuneración y licencias, además de establecer parámetros para el respeto a la intimidad, al descanso y a la desconexión, entre otros.

“Es un logro muy importante para todos nosotros en este marco excepcional de trabajo a distancia en donde se trasladó las aulas a las casas con todo lo que eso significa”, confesó Liliana Rossi, Secretaria General de SUTEBA Lanús a DiarioConurbano.com sobre el acuerdo.

En esa línea, la docente también subrayó que la situación y la discusión previa pusieron en manifiesto que “este proceso de trabajo tiene un tiempo previo y otro posterior al estar frente a los alumnos que nunca estuvo remunerado ni considerado dentro de la jornada de trabajo”.

“A esto también hay que sumarle las reuniones con los equipos directivos, las consultas de los alumnos a cualquier hora o charlas con las familias, lo que generaba una sobrecarga de trabajo tremenda y este acuerdo viene a regular toda la actividad docente a distancia” enumeró.

Dentro de los reconocimientos, Rossi destacó la valía de establecer el derecho a la desconexión, el cual indicó “está muy relacionado con el de la intimidad y al respeto al trabajo” y se equipara en envergadura con los relacionados a garantizar el salario, los derechos, la regulación del trabajo, los límites de tiempo, acceso a los recursos tecnológicos y la gratuidad de los servicios de formación docente a distancia.

“El reconocimiento como trabajo de las clases no presenciales posibilita, en un contexto como este, ser regulado, normado y que se respeten todos los derechos plenos”, resumió la dirigente gremial.

En cuanto al retorno a las aulas, las partes acordaron consensuar el momento y las condiciones laborales y edilicias del mismo tanto a nivel nacional como provincial y en cada jurisdicción, siempre bajo las recomendaciones de epidemiólogos e infectólogos y evitando riesgos para la salud.

Sobre esto y en relación a la instauración de agosto como mes elegido para el retorno a las aulas, la secretaria general lanusense sostuvo que más allá de decidirse tras una nueva reunión “cada situación debe ser analizada y contextualizada en cada lugar”

“No va a ser una apertura para todos al mismo momento y en ningún lugar se plantea que sea en las mismas condiciones que antes con todos entrando al mismo tiempo. Se está pensando en algo gradual, no para todos, por turnos y en donde no haya riesgo epidemiológico”, explicó y estimó que el Conurbano va a ser “el último distrito en volver” ante la crecida de casos en el área metropolitana bonaerense.

“AMBA va a ser lo último que se habilite y no va a ser como se dejó todo, habrá que construir esa vuelta con nuevas rutinas sociales para fortalecer las trayectorias educativas pensando un ciclo lectivo más allá de un año calendario y en términos de la continuidad pedagógicas de los alumnos”, afirmó.