SMATA exige la reincorporación de tres trabajadores despedidos ilegalmente en Guillón

La empresa NDP Autoelevadores (Toyota) de Luis Guillón denunció penalmente a 3 operarios y los despidió. Fue en respuesta al paro de actividades realizado en enero cuando los trabajadores reclamaron la reincorporación de la delegada gremial a la que echaron ilegalmente.

“Ellos (por la empresa) consideran que un paro es un hecho delictivo sin embargo rige el derecho a huelga. La empresa no quiere la organización sindical democrática de los trabajadores. Nicolás Dipratti, gerente general, es una persona antisindical, no quiere que haya delegados, ni afiliados”, advirtió Ariel Fredes, delegado de SMATA Zona Sur.

El conflicto comenzó en noviembre del 2021 cuando el gremio realizó elecciones y consagró a Cecilia Serrano como delegada gremial de la planta. “Siempre que hay una elección nueva notificamos a la empresa por carta documento. Informamos que va a haber elección y comunicamos la postulación para con eso darle estabilidad gremial al postulante. El 26 de noviembre enviamos la notificación y el 29 el nombre de la postulante: Cecilia”, contó el delegado.

Pero la empresa, que cuenta con trabajadores contratados “a plazo fijo” mediante el cual los dueños pueden dar de baja discrecionalmente, “no quiere que haya presencia gremial y por eso cuando el 21 de diciembre Cecilia fue electa como delegada, impugnó la elección y el 1 de enero no la dejó entrar a la planta porque estaba despedida”.

La medida de prohibición de ingreso a la planta culminó en un cese de actividades. Y fue el arma que utilizó la empresa para denunciar penalmente a los que protestaron y así dejar a otros tres operarios sin la fuente de trabajo.

El viernes pasado, el gremio volvió a reclamar la reincorporación de los 4 empleados que NDP echó desoyendo las medidas del gobierno nacional que a través del DNU 413/2021 prorrogó la prohibición de los despidos y suspensiones hasta el próximo 31 de diciembre, en el marco de la emergencia pública en materia sanitaria declarada por la Ley 27.541.

“Nosotros tenemos miles de empresas con delegados. En esta empresa ya tenemos afiliados y logramos efectivizar la planta permanente de una compañera pese a que los propietarios están en contra de cualquier democratización sindical”, expresó Fredes.

Tras la manifestación del viernes pasado en la puerta de la empresa, el ministerio de Trabajo intervino y pidió un cuarto intermedio. “Queremos los 3 trabajadores adentro porque fueron despedidos injustamente. En cuanto a la delegada, el ministerio dictó que la delegada sea reincorporada  pero la empresa no acató la medida por lo cual vamos a recurrir a la justicia”, concluyó Fredes.