Sindicatos de la CGT y la CTA colaborarán con la campaña de vacunación bonaerense

La campaña de vacunación contra el coronavirus en el distrito bonaerense, bautizada Buenos Aires Vacunate, contará con la colaboración de sindicatos de la CGT, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma.

La adhesión institucional de estas organizaciones gremiales, entre sindicatos y seccionales que corresponden a la provincia de Buenos Aires, se formalizó hoy con una videoconferencia a través de la aplicación Webex en la que participaron el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan; su par de Trabajo, Mara Ruiz Malec, y el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak.

En relación a esta iniciativa, Ruiz Malec explicó que la vacunación “hoy está enfocándose en el personal de la salud” aunque “a medida que vayan llegando más vacunas” el plan Buenos Aires Vacunate “se irá ampliando tanto a los docentes como a los mayores de 60 años, una vez que la vacuna esté aprobada para esta población”.

“Para esta segunda etapa -agregó la ministra de Trabajo bonaerense- va a ser muy importante esto que haremos hoy, que es explicarles a los sindicatos cuáles son los pasos de la campaña, que va a haber un sitio web en el que la gente podrá inscribirse para cuando se abra la vacunación para su grupo poblacional”, explicó.

Durante la videoconferencia, Gollan contó detalles del proceso de vacunación y exhortó a los representantes gremiales a difundir la información entre los afiliados de cada sindicato para que siga creciendo el número de personas inscriptas que solicitan vacunarse.

En tanto, Walter Correa, secretario general del sindicato de Curtidores de Cuero, confirmó a Télam la participación gremial en la colaboración y ampliación de la campaña vacunatoria.

“Cuando se trata de organización y de ser solidarios la clase trabajadora tiene mucho para aportar. Por eso vamos a acompañar, ser solidarios y coherentes con nuestra historia”, dijo Correa, quien además es diputado nacional (FdT-Buenos Aires).

“Nosotros vamos a poner todo el esfuerzo para que desde el aporte de datos hasta la logística podamos acompañar en este proceso de vacunación que está llevando adelante el gobierno de Axel Kicillof”, aseguró.

Desde la UOM (metalúrgicos) regional Quilmes, el dirigente Adrián Pérez (tesorero de la organización), consideró en diálogo con Télam que la colaboración de los sindicatos en este tema es muy importante porque “el país está entrando a la segunda ola (de la pandemia) sin haber ingresado todavía ni al otoño ni al invierno”.

“Es fundamental el aporte que podamos hacer para cuidar nuestros compañeros trabajadores -en la regional Quilmes de la UOM somos 7.000 afiliados- pero también como una ayuda a la población en general”, remarcó el gremialista de la UOM regional Quilmes.

En el marco de este trabajo conjunto, ya se acordó que los sindicatos que cuenten con mayor infraestructura, tanto de hoteles para sus afiliados como locales del gremio o clínicas asociadas la respectiva obra social, facilitarán alguna de esas sedes para convertirse en centros vacunatorios.

Ruiz Malec, en ese punto, adelantó que en el corto plazo la idea es trabajar “con el movimiento obrero que tiene más capacidad operativa” para que “ayuden en la implementación”. “Básicamente, que sean centros de vacunación, pero esto va a ser en una segunda etapa”, adelantó la funcionaria.

A modo de ejemplo, el secretario de Acción Social de la CTA de los Trabajadores, Ernesto Trigo, contó a Télam que los gremios de la Federación de Trabajadores del Cuero (Fatica) entre otras organizaciones sindicales, facilitaron instalaciones propias en Villa Carlos Paz y Pilar para alojar a los integrantes de las Fuerzas Armadas que distribuían alimentos al inicio de la pandemia, cuando las restricciones de circulación y movilidad fueron más fuertes.

Trigo, del sindicato de la Manufactura del Cuero, señaló que uno de los objetivos de los gremios al involucrarse con la campaña de vacunación es “organizar un sistema dirigido a todos los trabajadores que son de riesgo y que trabajan en industrias, en su mayoría PYMES, los mayores de 60 años o que quienes tienen enfermedades previas y que hoy no están yendo a trabajar”.

“Queremos generar las condiciones para que, cuando ingresen las nuevas vacunas, se pueda acelerar la vacunación poniendo a disposición la infraestructura de nuestros sindicatos”, añadió Trigo.

Por su parte, el secretario adjunto de UPCN a nivel nacional y secretario general del mismo gremio estatal en la provincia de Buenos Aires, Carlos Quintana, aseguró en diálogo con esta agencia que la regional de la CGT de La Plata-Berisso-Ensenada ya ofreció al IOMA y al ministro de Trabajo bonaerense una serie de instalaciones para que se sumen al plan vacunatorio: se trata, mayormente, de campings sindicales y pertenecen a los gremios UPCN, Pasteleros, Aguas y Gaseosas, Sanidad y Utedyc (trabajadores de entidades deportivas).

“Es importante que tengamos más espacios para que la gente tenga la posibilidad de ir a un lugar que no sea el mismo en el que ya están atendiendo personas enfermas con Covid-19. Tenemos que buscar espacios para vacunar para no mezclar una actividad con la otra, lo que puede generar problemas porque puede haber contagios intrahospitalarios”, subrayó Quintana.