Sanidad continúa con las protestas y convoca a un paro nacional

La Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa filial Buenos Aires), que lidera el cotitular de la CGT Héctor Daer, continuó con las acciones de protesta gremial en varios puntos de la ciudad y establecimientos de salud en reclamo de un aumento salarial del 45 por ciento, como antesala del paro nacional convocado para este viernes.

Un documento del gremio aseguró que los trabajadores del sector asistencial de la sanidad se movilizaron este mediodía hacia el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT), en Marcelo T. de Alvear y Larrea; luego marcharon hacia el Sanatorio Otamendi y la empresa prepaga Medicus y, desde allí, recorrieron la ciudad hacia el Sanatorio Finochietto, Swiss Medical Pueyrredón y el Hospital Alemán.

Las acciones de protesta continuaron este miércoles en otros puntos de la ciudad de Buenos Aires y en clínicas, sanatorios y hospitales de comunidades para visibilizar “la situación y el conflicto”, y son preparatorias de la huelga nacional del próximo viernes.

La Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa), que lideran Carlos West Ocampo y Daer, ratificó el paro nacional en rechazo de “la continua negativa patronal a recomponer los salarios” del personal de la actividad.

El jueves próximo vencerá el período hábil de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y, al día siguiente, los trabajadores del sector asistencial paralizarán las tareas en todo el país en demanda de “un justo aumento y los derechos laborales”.

La organización sindical exige a las cámaras empresarias un inmediato aumento salarial paritario del 45 por ciento sobre los básicos para los convenios colectivos asistenciales.