Por el abuso sexual de una niña, trabajadores del Evita denuncian la falta de personal y seguridad

Desde hace un tiempo, los trabajadores del Hospital Evita vienen exigiendo mejores condiciones de trabajo, insumos y personal de seguridad para el centro de salud debido a las situaciones de violencia a las que se exponen los médicos. Ahora, el reclamo volvió a tomar relevancia a partir del caso de una niña de 13 años que fue abusada sexualmente en el ascensor del hospital por un hombre que cuidaba a una paciente.

“Nosotros venimos denunciando la falta de personal desde hace tiempo. Le dijimos al director del hospital y al director de los hospitales provinciales que el Evita tiene 24 cuidadores y necesitaría 18 más. Es una falta importante de personal”, advirtió el secretario de CTA Autónoma de Lanús, Walter Pintos, en diálogo con DiarioConurbano.com

Recordó, además, que desde la CTA y ATE se encuentran reclamando “la reapertura de paritarias no solo para discutir salario sino para exigir mejores condiciones de trabajo” y sostuvo que lo que pasó con la menor de 11 años “podría haber sucedido en cualquier lado pero sucedió en un hospital público donde tendría que haber personal”.

En reiteradas ocasiones, los trabajadores reclamaron por mejoras edilicias luego de que se cayera un camillero por el ascensor y de que el subsuelo del centro de salud siguiera inundado, como así también, denunciaron la falta de insumos y de personal médico que Provincia no nombra como el personal de cuidado que falta más de la mitad nombrar.

“Hay cámaras pero no son suficientes para prevenir”, aclaró Pintos y señaló que la respuesta del director de hospitales provinciales fue “nombrar para antes de junio a siete cuidadores”, que sigue siendo insuficiente si se tiene en cuenta que el Evita necesita 18 más.

En ese sentido, explicó que “los 24 cuidadores que hoy cuenta el hospital, están distribuidos en todo el predio y en los distintos turnos, no se da abasto. Se viene pidiendo hace rato que nombren el personal que falta y ahora van a incorporar 7 pero para antes de junio”.

“Tiene que haber más métodos de prevención, no alcanza con tener policías en la puerta o en la guardia”, arremetió.

Y apuntó que el Evita “padece las mismas falencias que la mayoría de los hospitales como es la falta de médicos, de insumos, de recursos humanos, falta de mantenimiento. Al ser un hospital interzonal, todas esas problemáticas se magnifican”.