Pararon los judiciales bonaerenses y ratificaron otra medida fuerza después de la feria

La Asociación Judicial Bonerense (AJB) realizó este jueves un paro de 24 horas en los 19 departamentos judiciales «ante la falta de convocatoria a paritarias por parte del Ejecutivo provincial». En Lomas y Quilmes, los trabajadores realizaron clausuras simbólicas de las instalaciones, también en reclamo de mejores condiciones edilicias. Los judiciales anunciaron, también, un paro para 6 de agosto, primer día posterior a la feria.

Gonzalo Cianis, titular de la seccional Quilmes de la AJB, sostuvo que “la simbología de la clausura de las instalaciones es porque la situación no da más. Estamos sufriendo una quita salarial que se remonta a las peores épocas de la economía argentina”.

En esta línea, detalló la falta de convocatoria a paritarias, la falta de mejoras edilicias básicas, la carencia  de nombramiento de cargos vacantes, “situaciones que se  refleja en toda la Provincia”.

Cianis consideró que “el conflicto se va a profundizar porque no hay una convocatoria del Gobierno provincial a paritaria y, por lo contrario, establece aumentos unilateralmente que están por debajo de inflación”.

Y advirtió: “Esto va a terminar con un paro. No comenzaremos a trabajar después de la feria judicial hasta no tener una convocatoria del Gobierno a paritarias”.

“Hay una decisión política de desfinanciar al Poder Judicial y se lleva puesta una funció fundamental del Estado que la de administrar Justicia. Este Gobierno decidió perjudicar a los trabajadores judiciales”, finalizó el titular de la AJB Quilmes.

Justamente, este jueves en medio del paro, el Ejecutivo provincial ordenó un pago a cuenta del futuro acuerdo paritario, equivalente a un 13 por ciento sobre los salarios de diciembre de 2018.

“Este pago a cuenta constituye una nueva violación al derecho a la negociación colectiva por parte de la gobernadora MarÍa Eugenia Vidal, que esconde la negativa a discutir seriamente la recuperación de los más de 15 puntos de salario perdidos en 2018, así como la garantía de que el aumento en 2019 acompañe o supere la inflación durante el segundo semestre”, plantearon desde el gremio de los judiciales bonaerenses.

“Desde la AJB reafirmamos nuestra voluntad de diálogo, exigimos al Ejecutivo la reanudación de las negociaciones paritarias para poner fin a este conflicto y hasta tanto se formalice una convocatoria ratificamos el paro dispuesto para el lunes 5 de agosto y las asambleas convocadas para el martes 6”, finalizó la entidad gremial, al fijar su postura sobre la decisión del aumento unilateral del Gobierno.