Oyhamburú criticó la conciliación obligatoria en Sanidad: “Han impedido que nos expresemos”

Tras el anuncio del Gobierno por la conciliación obligatoria para el empresariado y trabajadores de la Sanidad, el secretario general de ATSA Zona Sur, Sergio Oyhamburú, advirtió que de no haber acuerdo en los plazos fijados por la cartera de Trabajo, “inmediatamente se van a estar tomando todas las medidas que sean necesarias” para lograr la recomposición salarial. Además, cuestionó al empresariado y denunció aprietes dentro de las diferentes instituciones para evitar las medidas de fuerza que se iban a tomar. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Oyhamburú arremetió que a través de la conciliación obligatoria “han impedido” que se expresen los trabajadores, que habían dictado para jueves y viernes la retención de tareas por cuatro horas en cada turno, con reprogramación de cirugías y consultorios externos y atención mínima únicamente a las urgencias en las guardias.  

“Tenemos 15 días en los que esperamos que el ministerio haga todo lo que tenga que hacer para que el sector empresario reconozca el esfuerzo y el trabajo que hicimos y hacemos en pandemia”, consideró el dirigente gremial en relación a la medida que obliga a las partes a negociar, durante la cual no se pueden tomar medidas de fuerza. 

El reclamo del sector trabajador de la Sanidad está enfocado en una recomposición salarial del 45%, como lograron otros sindicatos en paritarias, además de una cláusula de previsión que se implementaría en febrero del 2022. 

A pesar del pedido y los diferentes intentos por una negociación, según indicó Oyhamburu, el sector empresarial directamente “no había ofreció nada” y pidió suspender las paritarias con el motivo de la falta de financiamiento de la medicina prepaga, IOMA y PAMI.

Sin embargo, el referente de ATSA aseguró que ese es un problema que “no le incumbe a los trabajadores” porque “cuando ellos ganan plata, no la reparten”. Por lo tanto, hay un riesgo que el sector empresarial deberá enfrentar.

Oyhamburú aseguró que desde Sanidad siempre supieron “que esto no se iba a arreglar rápido” por lo que llamó a “mantener la llama caliente por si no hay ningún acuerdo”. 

“El empresariado tomó una posición que es intransigente para la situación actual, inédita; nunca se ha visto una postura como esta y menos en pandemia”, expresó y detalló que aún no recibieron ningún tipo de llamado de las empresas a raíz de la conciliación obligatoria. 

En relación a la postura adoptada por las empresas durante este tiempo de conflicto en vísperas del paro cancelado, el dirigente sindical denunció que trabajadores y trabajadoras habían sufrido aprietes dentro de los establecimientos, algo que “siempre pasa”, con el fin de evitar que se hiciera el paro, ya que pretendían “seguir trabajando y seguir facturando”. 

Por eso, lamentó la situación que atraviesa el gremio y destacó la labor durante el contexto de pandemia: “Los nuestros no hacen home office; son los que están en la trinchera, estresados porque no tuvieron vacaciones, insultados y muchos han dado la vida”, concluyó.