Médicos bonaerenses rechazaron aumento por decreto y van al paro

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires resolvió incrementar por decreto los sueldos de los médicos y residentes en los meses de octubre y noviembre para alcanzar un aumento de 46,5 por ciento en lo que va de 2021. La medida fue cuestionada por el gremio que nuclea a los profesionales de la Salud que anunció un paro para este jueves.
La decisión del Ejecutivo provincial fue tomada con profundo malestar por el sector, que previamente había anunciado medidas de fuerza en rechazo a la oferta salarial acercada en la última reunión. “El Gobierno está agregando nafta al fuego”, criticó el secretario general de Cicop, Guillermo Pacagnini sobre el incremento salarial decretado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.
En diálogo con DiarioConurbano.com, el representante gremial expresó su bronca por el aumento salarial y otras “propuestas ausentes” que habían planteado necesarias tratar durante las reuniones paritarias. “No solamente hacen oídos sordos a la posición de la mayoría que tomó el equipo de salud en nuestro congreso, sino que también nos cercena el derecho a la negociación colectiva de paritarias libres”, criticó.
El Ejecutivo que encabeza Kicillof precisó a través de un comunicado que la medida se adoptó “con el fin de no demorar la mejora en el poder adquisitivo de los salarios” y se especificó que la suba “es del 55,8 por ciento con respecto a noviembre de 2020”.
Sin embargo, el incremento se otorgó tras el rechazo de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) a la oferta formulada por el Gobierno bonaerense en paritarias, tras lo cual los médicos anunciaron un paro de 24 horas para el jueves próximo y otro de 48 para el 26 y 27 de octubre.
“En la paritaria nos preguntaron, nosotros la rechazamos y la aplican igual”, contó Pacagnini, quien calificó el decreto como “ilegal”.
“Nosotros tenemos una ley de negociación colectiva y los salarios no se fijan por decreto, se fijan por libre discusión”, señaló y agregó: “De esta manera están incentivando la profundización de un conflicto que probablemente tenga más medidas de fuerza”.
En ese marco, consideró que el aumento decretado “es una vergüenza”, debido a que “es lindante con la línea de la pobreza y está por debajo del salario mínimo de referencia, que elaboran los trabajadores del INDEC”.
“Fuimos el sector clave que garantizó que no colapse el sistema de salud, poniendo el cuerpo y necesitamos el reconocimiento salarial que nos falta y no nos pueden decir a esta altura del partido que no hay plata”, lamentó.
Pacagnini atribuyó la medida a que “no tienen una oferta superadora”. “Tienen otras prioridades. Cerraron con los acreedores externos en un momento en el que no nos pueden decir que no hay recursos, porque hubo cosechas récord y exportaciones récord en la provincia de Buenos Aires”, añadió.
Luego de la última reunión paritaria, Cicop había planteado el fin de semana que si bien “la propuesta salarial tuvo una mejora” en la última negociación de la paritaria de la ley 10.471 realizada el pasado 7 de octubre, la misma “continúa siendo insuficiente”.
A raíz de ello, anunciaron un paro de 24 horas el próximo jueves y otro de 48 la semana que viene. Además, instalarán una carpa en el Congreso.
“Son decisiones políticas, evidentemente hay una política de Estado de ajustar la salud, porque nosotros venimos con problemas estructurales desde hace mucho tiempo. Se parcharon algunos temas para afrontar la pandemia y se pretendió hacer campaña con eso”, concluyó Pacagnini.
L.G.O