Los judiciales y el trabajo presencial: “La Corte presiona y pone en riesgo a los trabajadores”

La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) denuncia que las medidas de prevención contra el coronavirus continúan insatisfechas en los espacios de trabajo y repudia la decisión de flexibilizar en algunas departamentales. En el período de mayor circulación del virus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el sindicato espera que se continúe el trabajo a la distancia y solo acudan los trabajadores imprescindibles a las distintas sedes judiciales.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Gonzalo Cianis, Secretario General de la AJB Quilmes, manifestó: “No estamos en condiciones para restablecer el servicio de manera normal. Hay que tomar medidas de urgencia y la Corte presiona para flexibilizar poniendo en riesgo a los trabajadores y al público también”.

Entre las medidas de prevención se encuentra la limitación en la cantidad de personal, la provisión de agua potable, de elementos de protección, limpieza diaria y ventilación, las barreras de protección para la atención al público y controles de temperatura. 

Si bien en las Departamental de Quilmes acude una mínima cantidad de personal, desde el sindicato plantean que no hay barreras de protección adecuadas y que se agravó la crisis edilicia del Poder Judicial debido a que se puso de manifiesto el hacinamiento y la falta de ventilación. 

“Las barreras de contención han priorizado lo económico porque es una estructura de caño con chapa, con un nylon que es imposible de higienizar y tiene un corto tiempo de uso”, alertó el secretario General de la Departamental de Quilmes. También criticó la ausencia de una limpieza diaria en los espacios laborales y la carencia en el suministro de barbijos, toallas descartables, alcohol en gel y agua potable. 

Mientras que en el AMBA no se programó el restablecimiento de las tareas, la Suprema Corte dispuso el restablecimiento en los Juzgados de Paz en los partidos de Ayacucho, Lavalle, Alberti, San Antonio de Areco, Magdalena, General Paz, Mar Chiquita, Ramallo, Puan y también el pleno funcionamiento en Villarino y en Azul, Tandil y San Nicolás.  

En este sentido, Cianis argumentó que con estas decisiones “se promueve la regularización del servicio de justicia” y que “se presiona para que haya cada vez más concurrencia”. “Está avanzando de manera equivocada en un contexto de pandemia que se recrudecen los casos”, apuntó. 

El sindicato espera que se mantenga el teletrabajo en la zona debido a que brinda mayor seguridad a pesar de que se deban retrasar algunas tareas que requieren la presencialidad. “Una vez que funciona una departamental se empiezan a hacer pericias, se ve obligado a continuar con el trámite de las causas y hasta que no se supere el pico es imposible y no se debe avanzar en ese sentido para regularizar el trabajo”, aseveró.