Lomas: Paro total en la línea 141 por sueldos adeudados

La línea 141 de Lomas de Zamora está de paro desde hace más de veinte días y los trabajadores anunciaron que no levantarán la medida de fuerza hasta que la empresa pague la totalidad del sueldo y ponga en condiciones los colectivos para garantizar la seguridad de los choferes.

Al 27 de mayo, la patronal solo abonó un poco más de la mitad del sueldo. Ante la falta de respuesta de la empresa, más de doscientos trabajadores decidieron paralizar el servicio hasta que paguen el salario completo. Este miércoles, los trabajadores llevaron adelante una protesta pacífica en la cabecera de la línea en Puente La Noria para visibilizar la situación.

“Está terminando el mes y todavía no terminamos de cobrar el sueldo del mes pasado. Nos pagan a cuentagotas y decidimos que hasta que no esté la totalidad de los sueldos, no vamos a salir”, advirtió el delegado Carlos Cáceres en diálogo con DiarioConurbano.com.

Apuntó, asimismo, que “acá hay un problema que el empresario no le paga a la AFIP, entonces, el Gobierno no baja los subsidios y esta es una línea subsidiada”. “No sé si es económico el asunto o un capricho del empresario, quien dice que le deben subsidios de la ex línea 36 y nos toman de rehén a nosotros”, reveló.

“Nosotros tenemos créditos que pagar, tarjetas de crédito, y todo eso lo vamos a tener que pagar con intereses y a nosotros el sueldo no nos van a pagar con intereses”, disparó el delegado.

En total, son 270 trabajadores que se enfrentan a la incertidumbre de no saber qué hacer si el sueldo no se deposita totalmente. En plena crisis económica en el marco de una pandemia, la situación se vuelve insostenible.

“Venimos así hace un años y medio. En febrero estuvimos 8 días de paro, anteriormente, en diciembre también, porque no nos pagaban”, subrayó Cáceres y estimó que, a pocos días de terminar el mes, la empresa todavía tiene que pagar casi el 40% del sueldo.

 A esta situación, se suma las malas condiciones laborales que se vuelven extrema en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio. “El precio donde estamos, no está en condiciones, no tenemos seguridad, no hay iluminación, no nos dan la ropa de trabajo y a los mecánicos tampoco, quienes muchas veces se tienen que comprar sus propias herramientas para trabajar. Hay compañeros que tienen que ir a la feria del Olimpo a comprar herramientas usadas porque la empresa no da los elementos de trabajo”, denunció.

Además, sostuvo que cuando comenzó el aislamiento, tuvieron que pelear para que la empresa les dé, aunque sea, los barbijos. “Hoy en día, se puede decir que no estamos en condiciones de trabajo. Como delegados, conseguimos que clausuren las puertas de adelante, que le pongan un film para aislar al chofer, logramos que la máquina SUBE la corran al medio, y peleamos para que nos den los barbijos porque ni eso nos querían dar”, aseveró.

“Tenemos coches que no están en condiciones de salir. Nosotros hoy decidimos no aguantar más. Si no está todo el sueldo, no vamos a salir”, sentenció.