Lanús: Corte y reclamo de la UTEP al Municipio por mayor asistencia alimentaria y sanitaria

Más de cincuenta personas nucleadas en a la UTEP de Lanús cortaron la intersección de 25 de Mayo y la Boquerón para exigir mayor asistencia del Municipio y denunciar las condiciones en las que se encuentra el centro de aislamiento de Villa Jardín. Además, reclamaron que no son escuchados por el Ejecutivo local ni sus funcionarios.

“Nosotros como mesa de UTEP venimos a hacerle un reclamo al intendente Néstor Grindetti porque la situación está mal”, advirtió Cristina Nicola, una de las referentes de la UTEP local, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Asimismo, criticó: “Primero tuvimos varias reuniones con el Municipio, no sacamos nada concreto ni una solución por eso definimos hacer los cortes. No solo eso, ni siquiera dan respuesta por la situación que hay en los hospitales de Lanús”.

“Nos enteramos porque hay compañeros que tiene coronavirus como es la situación. En el centro de aislamiento la situación es mala, muy mal. Los dejaron abandonados ahí, ni siquiera lo pueden higienizar, no tienen nada estable, no están en un lugar digno”, advirtió la referente social.

Las organizaciones sociales reclaman asistencia alimentaria y sanitaria del Municipio de Lanús para las familias que concurren a buscar comida a los espacios comunitarios y para proteger con elementos adecuados a las trabajadoras y trabajadores de merenderos y comedores que se encuentran expuestos en primera línea.

En ese sentido, Nicola reclamó que “lo que venden para fuera el Municipio es que están entregando comida pero no es así” y alertó: “Reclamamos 15 mil bolsones de alimentos para los barrios y nunca pudimos llegar a un acuerdo ni que nos atendieran para tratar de organizar a los barrios”.

“Somos los que ponemos el cuerpo y tenemos compañeros y familias en los barrios que se están enfermando y no hay respuesta del Municipio”, sentenció.

Además, la referente de la UTEP planteó que el martes tenían que tener una reunión de la mesa social en el Ejecutivo local y fue levantada, a lo cual, apuntó: “No quieren que seamos participe, tenemos compañeros que le dio positivo de coronavirus y a las familias no los van a testear. Dicen que necesitan que tengan síntomas, está bien, pero es la familia la que se tiene que quedar encerrada en la casa y no los atienden”.

Las protestas continuarán hasta que haya una respuesta del Municipio, adelantó Nicola.