Lanús: Cerró la aceitera Cofco y dejó a 200 trabajadores en la calle

Tras 25 años funcionando, la empresa Cofco (ex Nidera) ubicada en Valentín Alsina decidió cerrar sus puertas y despidió a 200 trabajadores de la noche para la mañana. Desde la multinacional alimenticia le echan la culpa al Gobierno nacional por aumentar las retenciones y los operarios realizan un acampe para que les devuelvan su fuente de trabajo.

La multinacional Cofco es una de las empresas alimenticias a nivel mundial que se disputa en el país el liderazgo de las exportaciones agrícolas. Ahora, tomó la decisión de no invertir en le mercado interno y cerrar las puertas de la fábrica donde trabajaba la mara de aceite Legítimo. Desde ahora, indicaron, Cofco se enfocará en “el origen, procesamiento de semillas oleaginosas, y la comercialización de cereales y productos derivados de la molienda de soja y girasol, cuyo principal destino es la exportación”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el secretario general de Aceiteros, Ezequiel Roldán, explicó que “la empresa no dijo nada, no explicó nada y ni siquiera dijo que había una crisis económica como para retirarse del negocio del embazado y dejar a 200 familias en la calle” y contó que tuvieron una audiencia en el Ministerio de Trabajo bonaerense en la cual “se dictó la conciliación obligatoria pero fue como si nada porque el Ministerio actuó como gerente de personal y aprobó el pedido de la empresa de que los trabajadores no podían ingresar a la plata”.

Además, adelantó, que desde el gremio realizarán “una denuncia” ya que “el Ministerio es cómplice de todo esto”.

“Ahora la última información oficial que recibimos es que la empresa le echa la culpa al Gobierno porque aumentaron las retenciones el 30% y es por eso que deciden echar a 200 trabajadores, por culpa del Ejecutivo nacional”, aseveró el dirigente gremial.

Frente a esta situación, los operarios llevarán adelante un acampe en la puerta de la fábrica ubicada en Carlos Pellegrini 4370 “hasta que se dé marcha atrás con la decisión” y en los próximos días analizarán que otras medidas tomarán.

“En los últimos meses veníamos laburando a un 50% pero digamos que tampoco la empresa se interesó en que el embazado creciera, no apostó al mercado interno porque les conviene vender granos y procesar el grano para hacer el aceite en otro lado. Ni siquiera le dieron oportunidad a una planta de refinería nueva y modelo en instalación”, advirtió Roldán y subrayó que “tomaron una decisión política de no apostar al mercado interno y despedir a 200 trabajadores”.