La Serenísima: Denuncian que el 50% del personal está infectado y no se aplican protocolos

Los trabajadores de la empresa Danone – La Serenísima en Almirante Brown denunciaron públicamente que empresa no cumple con los protocolos y se encuentran expuestos a que se contagien de coronavirus. Además, repudiaron que se sancionó a un trabajador por aislarse al estar infectado con el virus.

“En este último mes se expandió rápidamente el virus en la fábrica y la cantidad de contagios se multiplicaron. Todos ya sabemos la peligrosidad de este virus y lo contagioso que es, por lo tanto, contagiarnos trabajando implica no solo ponernos en riesgo a nosotros, sino también a nuestras familias, vecinos, y allegados”, advirtió Juan Zárate, trabajador de la fábrica que está Almirante Brown, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Detalló que “entre cinco a seis personas diariamente se contagian. Ahora debe haber alrededor de 50 personas contagiadas y en la sala por turno somos 100 personas. El 50% de la dotación está infectado” y explicó: “En el taller somos 20 trabajadores y tuvimos dos contagiados en los últimos días”.

En este contexto, a Fabián Correa lo suspendieron sin goce de sueldo por aislarse cuando dio positivo de coronavirus: “La empresa lo mando a aislarse. Cuando se cumplió el tiempo necesario, la ART le envía una carta documento a la casa para que se presente a trabajar sumado al llamado de un enfermero de la planta que le confirmo que tenía que presentarse al otro día. Fue a trabajar. Luego le avisaron del servicio médico de la empresa que en realidad no tenía que haber trabajado ya que le faltaba un segundo hisopado”.

“Volvió a la casa y a los días le hacen el segundo hisopado y le volvió a dar positivo. A todo esto estuvo sin querer poniendo en riesgo a sus compañeros porque la empresa se manejó de manera desastrosa y totalmente desprolija”, advirtieron los trabajadores.

Finalmente, a Correa lo suspendieron por 20 días. “Una vez más está empresa muestra su verdadera faceta de cinismo contra los trabajadores. Una vez más tenemos que salir a denunciar los abusos de la patronal”, arremetió.

“No hay un protocolo. Hacen lo que quieren y suspendieron a nuestro compañero para disciplinarlo. No les importa la salud de los trabajadores y hay muchos con síntomas que no fueron hisopados”, alertó Zárate.

Hasta el momento, el gremio ATILRA está al tanto de la situación y se espera que realicen la denuncia en el Ministerio de Salud provincial.