La histórica empresa Palagi Hermanos de Temperley cerró sus puertas de forma sorpresiva

La tradicional empresa de Temperley Palagi Hermanos mantuvo sus puertas abiertas por más de 70 años, hasta que hace unos días decidió bajar su persiana, de forma imprevista, y más de una veintena de trabajadores quedaron en la calle. Los 28 operarios exigen que le paguen lo adeudado y marcharán el viernes, nuevamente, a la puerta de la fábrica.

Por 75 años, la histórica Palagi Hermanos realizó trabajos de torneria, mecánica pesada, arreglos de auto y armado de motores. El lunes 12 de noviembre, los trabajadores se desayunaron con un cartel pegado en la puerta del local que les informaba que la fábrica no volvería a abrir su puertas.  

Al respecto, los empleados denuncian que la patronal les quedó “debiendo sueldos atrasados, el aguinaldo y no dieron ninguna explicación”. “Vinimos a trabajar el lunes 12 y nos quedamos todos en la calle cuando leímos que Palagi cerró sus puertas”, relató uno de los trabajadores.

El reclamo de los trabajadores, ahora, es que le paguen la indemnización y las quincenas adeudadas ya que la empresa “se había comprometido a pagar lo adeudado y en ningún momento dijeron que iban a cerrar sus puertas”.

“Una y mil veces preguntamos cuál era el destino del taller y siempre negaron de que iban a cerrar. Una empresa de 75 años en el mercado no puede bajar las cortinas de un día para otro, esto estaba premeditado”, advirtieron los trabajadores.

Y manifestaron: “Es triste que no paguen lo adeudado ni que den una explicación de por qué el cierre. Es inexplicable porque en el taller había trabajo”.