La CGT regional lomense Azul y Blanca adhirió al paro del 30 de abril

Tras un multitudinario plenario de CGT regionales y delegados en SMATA, las bases del movimiento obrero con Hugo Moyano a la cabeza convocaron a un paro nacional para el 30 de abril. La CGT regional lomense Azul y Blanca no dudó en adherir y apuntó a que la medida de fuerza sea “el principio de un plan de acción y no solo un paro y nada más” y advirtieron sobre la postura de la conducción cegetista nacional que aún no convocó a la huelga general.

Alrededor de 70 regionales y más de 700 trabajadores junto a delegados y secretarios generales participaron del plenario para fijar una fecha para el paro nacional como respuesta a las medidas de ajuste de Cambiemos que generaron mayor desempleo y caída de la producción.

“Todos estamos de acuerdo con la medida de fuerza, la mayoría pedimos que sea el principio de un plan de acción y no solo un paro y nada más”, aseveró el secretario general de la CGT regional Azul y Blanca, Jorge Torres, en diálogo con DiarioConurbano.com y destacó que a la medida de fuerza se sumarán las dos CTA, la CTEP y los movimiento sociales lo cual da muestra de “la unidad del movimiento obrero”.

Advirtió, frente a la falta de postura de la Confederación, que “la CGT nacional va a tener que decidir si se suma al paro o no le paran a Macri” y criticó el anuncio de la UTA de que el paro se haga el 1 de Mayo: “No tiene lógica porque la mayoría de los trabajadores no trabaja”.

“Más allá de la CGT, del Frente Sindical para el Proyecto Nacional, el que paró realmente el país fue Macri. No hay insumos, no hay consumo, las ventas cayeron, las pymes están en crisis, la industria nacional también, el campo que durante la década pasada se había desendeudado, ahora las economías regionales son cautivas de esta política neoliberal”, arremetió el dirigente de Luz y Fuerza.

En ese sentido, disparó: “La CGT sí debería adherir porque sino quedarán en la historia como una central que fue superada por las bases porque todas las regionales, la mayoría del movimiento obrero dijo presente en el acto y convino una fecha para el paro, y ellos no adhieren, no legalizan la medida de fuerza, creo que van a quedar como lo que son: una CGT blanda y tibia”.

Asimismo, señaló que “aunque no se explicitó en el documento, sí algunas regionales pidieron que haya un confederal para nombrar una nueva conducción y tener una central obrera representativa de la actualidad del movimiento obrero”.

Por otro lado, Torres recordó a sus compañeros que fallecieron en los últimos meses, Carlos Costello, Ariel Pinedo y De Jesús González: “Este 2019 nos está pegando duro, se nos fueron tres compañeros que junto con otros cuatros iniciamos el Frente Sindical para la Victoria en Lomas de Zamora allá por el 2014 cuando se hablaba de la unidad y era solo una foto y nosotros exigimos una unidad programática. De ahí se formó el Frente Sindical para la Victoria y devino la CGT Azul y Blanca. Eran laburantes del movimiento obrero que siempre le daban para adelante”.