Judiciales realizaron retención de tareas en reclamo de mejores condiciones laborales

Judiciales Bonaerenses

Trabajadores de Mandamientos y Notificaciones de los tribunales provinciales, nucleados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), realizaron una medida de retención de tareas en reclamo a la Suprema Corte de mejores condiciones laborales y seguridad en la tarea. Exigen el pago de zonas vacantes y diligencias realizadas en días inhábiles, la cobertura de vacantes y el incremento de la movilidad fija.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Jorge Sotelo, Secretaria General de AJB Lomas de Zamora, contó: “Es algo que venimos reclamando hace mucho porque necesitan mayor seguridad a los notificadores y oficiales de justicia. La Corte no toma una resolución al respecto ni actualiza los montos. Pagan con su plata y hacen su trabajo sin tener la cobertura de la movilidad”. 

Desde hace varios años los trabajadores de Mandamientos y Notificaciones reclaman algunas demandas estructurales que plasmaron en una presentación a la Suprema Corte de un petitorio firmado por 600 compañeros en octubre de 2017. Con el último episodio que sufrió un trabajador que fue golpeado en un robo, volvieron a redoblar las exigencias por su seguridad. 

“Lo que le pasó al compañero, pasa mucho. Nadie está exento y hay zonas muy peligrosas. Son situaciones muy complicadas y el sector no tiene una respuesta seria de la Corte. Parece que la Corte no le presta atención o no considera el sector importante”, manifestó Sotelo. 

Desde AJB exigen el incremento de la movilidad fija debido a que el importe para realizar diligencias esta congelado desde enero de 2020. Desde ese momento a la actualidad, los combustibles tuvieron un incremento del 40%, mientras que la inflación acumulada en el período dic 2020 a enero 2021 ascendió al 41,5%.

También reclaman la cobertura de vacantes ya que la falta de personal generó que los trabajadores activos acumulen tareas en distintas zonas, y el pago de zonas vacantes y diligencias realizadas en días y horas inhábiles. 

A partir de la demora en su liquidación los trabajadores comenzaron a destinar parte de su salario para poder realizar las diligencias, haciéndose cargo de obligaciones que deben ser asumidas por la Suprema Corte en su condición de empleador.

En este sentido, Sotelo explicó que hubo un “cumplimiento bastante alto a la retención de tareas” y consideró que “los compañeros tienen una fuerte responsabilidad con su tarea”. “Hay obligaciones pero necesidades dentro de su tarea. Todos sus reclamos son urgentes, no cubren las vacantes, no responden a nuestros reclamos y ellos siguen trabajando”, afirmó.

El próximo miércoles 24 a las 16 horas, a través de la plataforma de videoconferencias Zoom, harán una reunión con el fin de decidir colectivamente los pasos a seguir.