Judiciales apuestan a cubrir la inflación que alcanza el 36% este año 

Después del 15 de diciembre, la Asociación de Judiciales Bonaerense (AJB) y el Gobierno provincial se volverán a reunir para terminar de definir el último tramo de la paritaria de este año y el sindicato espera poder empatarle a la inflación y que los trabajadores no pierdan contra la inflación que se estima que ronde el 36%. Además, reclaman que se analice la pérdida salarial que tuvieron durante el 2018 y 2019 como así también los tres puntos de antigüedad. 

“La idea fue justamente acercar posiciones y tratar la situación de la diferencia salarial con la inflación que dicen que va rondar el 35 o 36%. Ahora vamos a discutir en diciembre cuando se sepa el índice inflacionario cuál es la diferencia salarial que nos faltaría para no perder con la inflación”, explicó el secretario general de la AJB de Lomas, Jorge Sotelo, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Indicó, además, que hasta octubre se acordó logró “un aumento del 27%” y completó: “Faltaría llegar al 36% de inflación que se estima, falta cubrir esa diferencia, así qe sería un 8 o 9%”.

Ante la negociación que tendrán con Provincia, el dirigente sindical sostuvo que desde el Gobierno bonaerense “expresaron en varias oportunidades” la voluntad de llegar a un acuerdo. “La idea es que los trabajadores no pierdan con la inflación y llegar a un consenso, pero tenemos unos afectos de diferencia, tenemos algunos temas más a tratar que es sobre recuperar la pérdida salarial del 2018 y 2019, el 3% de antigüedad que nos deben y la idea es abrir mesas de diálogo para discutir ciertos aspectos de la vida judicial”, detalló.

Sobre la vuelta a la presencialidad en los juzgados, Sotelo indicó que “hay mayor presencialidad, pero no mucho más”. En tanto, apuntó sobre la precarización que está representando el teletrabajo: “Hay compañeros que están trabajando a cualquier hora, inclusive con el ingreso de escritos electrónicos que realizan los abogados a cualquier hora hacen que estén trabajando a cualquier hora y que trabajen fuera de hora”. 

“Nos preocupa bastante esto porque se reciben escritos electrónicos todo el tiempo y los compañeros reciben cada vez más. En el último fin de semana entraron 270 escritos entre el sábado y el martes, en cualquier horario y los compañeros a veces se quedan trabajando despachando esos escritos”, advirtió Sotelo. 

Asimismo, aseveró que “hay que enfrentar esta situación por la presión de los jueces, esos escritos hay que sacarlos y presentarlos por vía electrónica, y a veces los presentan dos o tres veces como no tienen que ir a tribunales y como está mal hecho, lo rechazan y lo vuelven a hacer. Es una situación bastante complicada” y apuntó que para regular esto “es una decisión de la Corte”. “Vamos a hacer un reclamo que ponga un límite en el horario de ingreso”, adelantó.