Judiciales: Advierten que de no haber acuerdo paritario, podrían suspender las tareas luego de la feria judicial

A siete meses del comienzo del año la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) analiza con no retomar las tareas luego de la feria judicial sino se revierte la situación paritaria y se contemplan las condiciones de seguridad laboral. El Gobierno Provincial resolvió por decreto un aumento del 11.5% cuando la inflación acumulada en lo que va del 2019 se calcula arriba de un 20%. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Gonzalo Cianis, Secretario General de AJB Quilmes, manifestó: “No nos queda otra cosa que defender nuestros salario, nuestra fuente laboral y la justicia. Nos fuerzan como trabajadores a sostener y sufrir estas consecuencias de la política que desarrollaron”.

Las 19 departamentales de la Provincia deben resolver las medidas de acción luego de la última jornada de lucha con la instalación de la carpa en las inmediaciones del Congreso Nacional. Luego se definiría en un Congreso ampliado de AJB y la Comisión Directiva Provincial. De ser corroborado en todas estas instancias deliberativas, no se retomarían las tareas luego del receso invernal.

“Es la quita salarial más grande de los últimos 20 años que sufrieron los trabajadores judiciales. El Gobierno no puede tenernos supeditados al resultado de una elección”, apuntó. La última convocatoria fue en mayo y por parte del Gobierno se reiteró la propuesta, ya rechazada por los gremios en diciembre debido a que no tenía en cuenta la pérdida del poder adquisitivo.

Desde AJB reclaman que con respecto al 2018 se tenga en cuenta el 15,6% perdido por la diferencia inflacionaria y para el 2019 exigen una cláusula gatillo mensual de acorde a la inflación.  La propuesta hecha por el Gobierno no contempla la inflación anual, sino que en el primer semestre son 3 cuotas de 4%, una cláusula por autorización a la inflación en julio para ser cobrada en agosto y en septiembre un 2% con una comisión revisora de la inflación para noviembre.

A su vez, Cianis explicó la situación crítica de las condiciones edilicias. “Trabajamos en edificios que no reúnen las condiciones básicas de seguridad e higiene y salubridad para desempeñar la tarea, lugares donde están expuestos los trabajadore y los ciudadanos”, describió el Secretario.

En este sentido, relató que la última semana se vieron obligados a suspender la actividad laboral en algunos edificios por la falta de calefacción y se llegaron a realizar tareas bajo los 10 grados permitidos para trabajar por las reglas de jornadas laborales. Según AJB los edificios presentan desprendimientos de cielos rasos por el deterioro de los entretechos, falta de electricidad, presencia de roedores, entre otros. “Son problemas estructurales que se ven como consecuencia del achicamiento presupuestario de los últimos cuatro años”, manifestó.