Feriantes marcharon al Municipio de Lanús para exigir que los dejen trabajar

Un grupo de feriantes nucleados a Ferias Francas de Lanús se movilizaron hacia la puerta de Municipio de Lanús para reclamarle al Ejecutivo local que habilite a las ferias a comercializar sus productos, ya que, hace más de 100 días que se encuentran paralizados y sin ingresos. Desde el Gobierno municipal explicaron que Provincia no habilita los protocolos que presentaron para que vuelvan a funcionar las ferias.

Más de cincuenta feriantes se hicieron presente en la intersección de Hipólito Yrigoyen y Máximo Paz para pedir que los dejen abrir, bajo un protocolo de seguridad. La Asociación de Feriantes presentó cuatro protocolos, pero según el Municipio, fueron rechazados por el Gobierno bonaerense.

“La postura del Ejecutivo sigue siendo la misma y la nuestra también. Nuestros puestos de primera necesidad (venta de verdura, pollo, pescado) tendrían que estar que estar trabajando, pero el Municipio dice que Provincia no autoriza y no aceptaron ningún protocolo”, manifestó el titular de la Asociación de Feriantes de Lanús, Adrián Argul, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Apuntó, en ese punto, que llama la atención que el Gobierno bonaerense no autorice “ninguno de los cuatro protocolos que se presentaron” y sostuvo que “en otras localidades hermanas las ferias comenzaron a funcionar” como en Avellaneda, Monte Grande, Almirante Brown y Capital Federal. “Tenemos un protocolo y necesitamos trabajar. Pasaron más de 90 días ya”, arremetió.

En el marco de una cuarentena que hace pocas semanas comenzó a flexibilizar la apertura de comercios, los feriantes esperan que ellos también puedan abrir sus puestos, ya que, “300 familias que viven directamente de la feria y otras 300 que viven indirectamente”.

“Llegamos a esta situación de corte y movilización porque no tenemos como subsistir. Reconocemos el esfuerzo del Gobierno nacional en darnos la IFE pero no alcanza y nos parece muy injusto que nuestro negocio de primera necesidad no estén trabajando. Vemos que funciona el 90% de los locales y sigue la negativa de que podamos trabajar”, disparó.

El protocolo que presentó la Asociación se baja en que “los puestos abran de martes a sábado, entre cuatro a cinco puestos por feria, manteniendo al distancia de 5 a 10 metros de distancia, la distancia social entre la gente y el uso de alcohol en gel y barbijo. Además, los clientes no pueden tocar la mercadería”.

Los feriantes fueron recibidos por el jefe de Gabinete, Diego Kravetz; el concejal Marcelo Villa; y el titular de Control Comunal, Carlos Taglifico. Ante la negativa del Municipio, la Asociación de Feriantes anunció que volverá a marchar.