En Lanús, la conducción de ATE convocó a «dialogar con todos y no ser la arenga de sectores reaccionarios»

Tras ganar las elecciones gremiales en agosto, Walter Pintos y Marcelo Pignataro asumieron como secretario general y adjunto, respectivamente, en ATE seccional Lanús e instaron a fortalecer el trabajo territorial como así también la formación política y gremial para la nueva etapa que comienza a partir del 10 de diciembre. Además, apuntaron a que exista una perspectiva de género en cada decisión que tome-

En “la casa de los trabajadores” ubicada sobre Yrigoyen, los dos dirigentes elegidos por una abrumadora mayoría el 7 de agosto, destacaron la importancia del “trasvasamiento generacional” y apuntaron a reforzar la afiliación en el orden local entre los trabajadores municipales como así también crear el Centro de Jubilados que nuclee a jubiladas y jubilados estatales. 

“La nueva etapa que vamos a transitar debe tener una mirada de género y no solo es cuestión de decirlo, sino también hay que hacerlo. Se tiene que construir desde una perspectiva de género para poner en valor el gremio que formamos”, apostó el flamante secretario general. 

En esa línea, Pintos remarcó que ATE junto a la CTA Autónoma hicieron “un camino de unidad porque era necesario resistir” a pesar de las diferencias políticas y sindicales con los demás sectores y recordó: “En el 2017 parecía que teníamos Macri por 20 años más pero como este pueblo tiene memoria el 14 y 18 de diciembre estuvimos todos en la calle peleando contra reforma previsional. Como laburantes del Estado logramos que la imagen de Macri se desbarranque”.

“No podíamos no ser parte del Frente de Todos.  No podíamos darnos el lujo de no ser parte de esa unidad y masividad que fuimos creando en las calles”.  

Asimismo, apuntó que a partir del 10 de diciembre cuando asuman llevarán “una lista de los compañeros despedidos en esta etapa macrista, un relevamiento de la situación en los hospitales, en las escuelas” y en el orden local desarrollarán “el crecimiento entre los municipales para que se afilien y tomen esa decisión”.

“Tenemos 8000 compañeros y 2.000 son precarizados. Mirar para otro lado sería complicidad. Queremos terminar con este ajuste y por eso tomamos la decisión política de sindicalizar a los trabajadores municipales”, bregó.

“Sabemos que fuimos parte de esta torrente que echó a Macri y a Vidal pero queremos ser parte de la clase trabajadora que pertenecemos. Vamos a dialogar con todos y no vamos a ser el burlete y arenga de sectores reaccionarios. Vamos a ser parte de nuestra clase obrera para conquistar la patria libre y soberana”, convocó el flamante secretario general. 

Y aclaró: “Si va haber un gobierno que plasme la independencia económica, la justicia social y la soberanía política, vamos a estar del mismo lado de la mecha”.

A su turno, Pignataro, que deja la secretaría general para ser adjunto y acompañar a su par como adjunto, valoró el trabajo realizado durante estos cuatro años frente a la seccional Lanús y enfatizó: “Abrir las puertas de esta casa fue fácil porque es la casa de todos los trabajadores, lo importante fue que los compañeros estaban dispuestos a pelear contra el ajuste que se venía”. 

Además, minimizó las críticas o cuestionamientos recibidos por decidir como candidato a secretario adjunto al subrayar que “acá nadie se bajó porque nunca nadie se subió a nada, es un paso al frente con todos los compañeros de esta lista”.

“Pueden cambiar los nombres pero no los objetivos. Este intercambio de compañeros no significa un intercambio de objetivos. Es un trasvasamiento generacional que es algo saludable”, concluyó

De la asunción de las nuevas autoridades participó el ex precandidato a intendente Víctor De Gennaro, los consejero escolares, Roberto Crovella y Oscar Muscatiello; dirigentes de ATE Provincia, el dirigente de Feriantes, Adrián Agul, MTE, CTEP, entre otros.