Empleados judiciales analizan realizar un paro por las condiciones edilicias

Jorge Sotelo Marcha

El titular de la seccional Lomas de Zamora de la Asociación de Judiciales Bonaerenses, Jorge Sotelo, sostuvo que el ajuste que impuso el gobierno de Mauricio Macri está afectando las condiciones de trabajo en los edificios del Poder Judicial en toda la provincia. Frente a la situación que atraviesan, aseguró que presentaron “varios reclamos” ante el Ministerio de Trabajo, pero no recibieron  ninguna respuesta y agregó “las condiciones son cada vez más terribles”.

Con relación al edificio central, ubicado en Juan Domingo Perón, expresó que tampoco escapa a la problemática edilicia ya que las oficinas están sobrepasada de expedientes, el grupo electrógeno solo puede abastecer al sistema informático en caso de un corte de luz y que las personas que se presentan a declarar lo deben hacer en una oficina donde trabajan más de tres empleados debido a la falta de oficinas.

Por otro lado, se refirió a la Morgue municipal la cual “no está terminada”, y explicó que la sala donde se realizan las autopsias “no está en condiciones” ya que se trabaja con rayos y no está cubierta con plomo para evitar la radiación. Así mismo, hizo responsable “al ajuste gobierno nacional” por la falta de presupuesto y personal en la morgue.

En el edificio conocido como Cromañón, donde funciona la fiscalía y asistencia a las víctimas, trabaja una cantidad de personas “sin las condiciones mínimas de seguridad”, según explicó el titular de la AJB, y sostuvo que ese sector “no fueron pensados como oficinas”, pero ante la falta de espacio tuvieron que ser utilizados.

El secretario adjunto del gremio provincial aseguró que las políticas económicas implementadas “agrandan cada vez más el conflicto” y advirtió que desde la Corte les informaron que a fin de mes “no habrá partidas para pagar los servicios” debido al aumento presupuestario.

Por último, concluyó que desde que asumió Macri “decían que la educación, la salud, la seguridad y la justicia son indelegables pero nos demostraron que no les interesa” y agregó “no les importa que los empleados públicos trabajamos en mejores condiciones”. Con relación a eso, aseguró que seguirán con los reclamos y no descartan la posibilidad de “negar el ingreso al trabajo” como medio para visibilizar el reclamo.