El Sindicato de Amas de Casa reafirmó que son las trabajadoras “más postergadas”

Durante la jornada del 8M miles de mujeres y disidencias participaron de las manifestaciones en contra de la violencia machista bajo el lema “la deuda es con nosotres y nosotras”. Alejandra Garzón, dirigente del Sindicato de Amas de Casa (SACRA) y miembro de la CGT Regional Lomas de Zamora participó del encuentro y lo que calificó como una “experiencia hermosa”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, la dirigente sostuvo que este tipo de manifestaciones “nutren, impulsan y potencian a todas las mujeres” y si bien observó que tal vez haya diferentes posturas entre cada una de las personas que participan “todas comparten el mismo horizonte: avanzar en la justicia y la equidad”.

“Siempre es hermoso encontrarnos, fundirnos en un abrazo y sentirnos rodeadas de otras mujeres”, expresó Garzón, quien destacó que como gremio luchan para que “se visibilice el trabajo de las amas de casa, el trabajo de cuidado y de administración del hogar”.

“Trabajamos todos los días por la equidad, y bregamos porque las amas de casa alcancemos los mismos derechos que el resto de les trabajadores: salario, jubilación, obra social y sindicato para las amas de casa”, amplió.

En el marco del Día Internacional de la mujer trabajadora, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), publicó un informe en el que evidencia que, en el ámbito laboral, las mujeres ocupan un 50,4% de las actividades, mientras que los hombres ocupan un 69%. Además de ocupar menos espacios, las mujeres tienen un mayor porcentaje de trabajo no registrado con 36 puntos, seis más que los hombres.

En esta línea, Garzón advirtió que la situación se agrava en el caso de las mujeres que trabajan como amas de casa ya que son “las más postergadas”. “Nuestro trabajo ni siquiera es considerado como tal. Ni siquiera por nosotras mismas, porque el patriarcado nos ha impuesto sus mandatos por siglos”, analizó la dirigente gremial.

En este sentido, reconoció el trabajo realizado por el sindicato y a la gestión de la secretaria general, María Lucila “Pimpi” Colombo y de la concejala de Avellaneda y representante gremial Marcela Caiafa. “Junto a ellas luchamos para que más mujeres ocupemos lugares estratégicos en la política, porque no hay posibilidades de justicia social sin nosotras”, reafirmó.

El Sindicato de Amas de Casa, nació el 12 de marzo de 1983 en Tucumán y en mayo de 2021 se sumaron a las filas de la CGT regional Lomas de Zamora liderada por Sergio Oyhamburu. Desde su creación han adquirido diversos derechos, como el reconocimiento de su obra social (OSSACRA) en 2001 o la jubilación para amas de casa en 2003 durante el gobierno de Néstor Kirchner.

Por Romina González