Docentes bonaerenses reclaman “urgente reacción” del gobierno de Vidal

Tras la devaluación post PASO que tuvo lugar en el país, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) emitió un comunicado en el que se exige la “urgente reacción el Gobierno para poder recuperar el poder adquisitivo del salario” del sector. Dentro de los pedidos figuran actualizaciones de la cláusula gatillo a una periodicidad mensual, de asignaciones familiares y de cupos y montos del SAE, así como también inversiones y obras de Infraestructura escolar y un aumento del Fondo Nacional de Incentivo Docente.

“La política económica de Macri y Vidal está generando la dramática devaluación de nuestra moneda” que “conlleva un nuevo escenario aún más grave para la supervivencia de los trabajadores y una grave pérdida en el poder adquisitivo de nuestro salario”, expresa el comunicado en el que se enumeran los efectos causados por el derrumbe del peso y por el cual desde el FUDB se exige una renegociación de todos los puntos en discusión con el gobierno provincial.

En diálogo con DiarioConurbano.com el Secretario General de la seccional Lomas de Zamora del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Javier Perín, señaló que los reclamos son “en sintonía también con el cierre de las paritarias que tardaron más de 20 meses en cerrarse”.

Desde el punto de vista salarial, uno de los pedidos gira en torno a reducir los plazos de acción de la cláusula gatillo para que pasen de trimestrales a mensuales desde este agosto. El motivo, con una devaluación del 20 por ciento en los últimos días llegar a noviembre, el próximo mes de actualización salarial retroactivo a octubre, se convertirá en una odisea si los lapsos no se reducen.

“La cláusula no se acordó en un contexto hiperinflacionario o en una devaluación tan brutal, por la cual todos los trabajadores vimos devaluado nuestro salario en más de un 20 por ciento de un día para el otro. Eso se trasladó a los precios y genera un fuerte debilitamiento del poder adquisitivo”, observó Perin.

En este apartado también se cuela el pedido de actualización de asignaciones familiares, cuyos montos quedaron rezagados frente a la inflación.

Otras de las cuestiones apuntadas es el aumento de los cupos y montos para el Servicio Alimentario Escolar. Es que pese al retoque en los mismos, éste fue ínfimo al crecer de 24 pesos per cápita a solo 27 y no se aumentó la cantidad de alumnos habilitados para recibirlo.

“Ya venía siendo muy difícil mantener el SAE en un contexto social donde muchas familias de las escuelas públicas tienen problemas para llegar a fin de mes y tenían que empezar a priorizar una comida fuerte en el día al no poder garantizar las cuatro”, por lo que el servicio se convierte “en la mayoría de los casos el principal plato de comida que los pibes tienen en el día”, graficó el titular de la seccional Lomas de Zamora de SUTEBA.

Y afirmó que en el distrito “están faltando el 50 por ciento de los cupos”, por lo que “a cada pibe le está llegando 13 pesos con 50 por plato y con ese monto no se le puede dar nada”, al tiempo que denunció: “La situación en Lomas y en el resto de los distritos es caótica porque tampoco giraron las partidas del último mes y esto pone en riesgo al servicio para las próximas semanas”.

“Vidal establece que uno de cada dos pibes se quede sin comida durante todo el día en la escuela”, fustigó Perin sobre el Servicio Alimentario Escolar.

Las inversiones y obras de infraestructura de las escuelas, en tanto, es otro de los reclamos nodales que desde hace varios meses el sector reclama a nivel provincial. “En Lomas de Zamora el gobierno no invirtió en absolutamente nada y se resolvieron un montón de situaciones con el gas con el presupuesto municipal y de coparticipación educativa”, sostuvo.

“Los fondos de provincia no llegan, los problemas en las escuelas siguen sin resolverse, se vino el frío de golpe y había que dar una solución, por lo que hubo una definición política del intendente Martín Insaurralde de invertir por encima del presupuesto de coparticipación educativa con presupuesto municipal para reparar escuelas pero eso hace que otras reparaciones mayores queden retrasadas”, aseguró.

Con establecimientos donde hay peligro de derrumbe de techos, falta de calefacción, tareas de refacciones sin terminar o donde no se iniciaron obras de construcción, las problemáticas edilicias de las escuelas provinciales de Lomas de Zamora están a la orden del día.

Hay un claro abandono en estos cuatro años, si bien sabemos que hay un retraso en cuestiones de infraestructura, con una precariedad y deterioro abismal producto de la falta de inversión al subejecutar presupuestos y no invertir lo mínimo indispensable para garantizar escuelas dignas y seguras”, advirtió en esa línea.

Por último, se refirió al quinto reclamo, el del aumento del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) que esgrimió CETERA a nivel nacional. “Está congelado hace tres años pese a la cláusula de actualización que existe por ley, lo que reduce cada vez más ese monto”, explicó.