Desde la CGT Regional esperan “mayor protagonismo” del movimiento obrero en las decisiones del Gobierno

El representante del Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON) en la CGT Regional Lomas de Zamora Rubén Otero aseguró que todo el movimiento obrero está detrás de la “unificación” para llevar adelante “un plan de trabajo” y destacó la labor de Sergio Oyhamburu al frente de la regional para lograr esta unión.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el dirigente expresó que el movimiento obrero quiere formar parte de la mesa de diálogo con el gobierno “para ayudar”. “Las tasas de desempleo son muy altas, hay mucha necesidad y el movimiento obrero es el que lo ve día a día a través de los afiliados. Entonces nos tenemos que escuchar todos, de ahí la importancia de la unidad, de formar un bloque fuerte desde la CGT para ayudar al gobierno a tomar las mejores decisiones”, analizó el dirigente.

El dirigente resaltó que a dos años del comienzo de la pandemia por COVID-19, sumado al gobierno de Mauricio Macri, al que calificó de “otra pandemia” la tarea principal es “recomponer la industria”. En este sentido destacó que algunos sectores han mostrado un “repunte”, pero consideró que no es en el general de los espacios. Es por esto que el gremialista reiteró la importancia de que el movimiento obrero “tenga protagonismo” dentro las decisiones económicas del país de cara a los próximos dos años.

Por otra parte, analizó los resultados de las últimas elecciones legislativas, en las que el oficialismo perdió por pocos puntos de diferencia, y los vinculó a la “hegemonía mediática”. En consonancia, Otero apuntó a que “hay que llevar el mensaje a la gente” sobre las labores que se llevan adelante tanto desde el gobierno como desde los gremios. “El repunte (de los últimos resultados comparados con los de las PASO), fue gracias a la militancia. Militar para explicarle al vecino las realidades como son”.

En cuanto al sector naval particularmente, el dirigente advirtió que los últimos cuatro años fueron “muy duros” dado que se dieron “muchas peleas dentro del proyecto nacional” especificó. Además, destacó que, si bien hubo apoyo gubernamental a través de diversas medidas, “sólo son puntapiés para seguir trabajando”.

Por último, el sindicalista refirió al cambio de autoridades en el Consejo Directivo de la CGT Nacional dado a principios de noviembre y aseveró que desde su gremio vieron “muy bien el cambio”. “Es el camino a la unidad, lo que te lleva a un proyecto común. Llevó su tiempo, hubo mucho desgaste, pero llegamos a un acuerdo”, observó.

Romina Állvarez González