Desde la AJB adelantaron que reclamarán a la Corte mejores condiciones de trabajo

La dirigente moronense María Inés Gímenez, se convirtió en la primera mujer en ocupar un cargo en la estructura del gremio de judiciales al ser designada secretaria adjunta de la Asociación Judicial Bonaerense. Fue tras ganar por más del 60% de los votos con la lista Nº 1 “Unidad Judicial” encabezada por Hugo Russo, en diciembre pasado. Esta semana ambos asumieron el cargo y aseguraron que la prioridad será “discutir con el gobierno provincial la situación salarial; y con la Corte Suprema las condiciones de trabajo de los empleados judiciales”.

Gímenez dijo sentirse “honrada” por el cargo. El gremio tiene 60 años de vida y por primera vez coloca a una mujer segunda en la línea sucesoria. “Mi cargo no tiene que ver con la persona sino con las luchas que las mujeres fuimos dando a lo largo del tiempo. La participación de las mujeres en la vida sindical es central”, señaló.

Russo fue en la misma dirección. “Para nosotros es importante que las mujeres avancen. Hace 3 años fui candidato de un espacio y mi compañera era también una mujer. Somos parte del cambio que hay que dar y celebramos que las centrales obreras, los gremios vayan en ese sentido”, expresó en contacto con DiarioConuribano.com.

“Hay un convencimiento de todos para que participen las mujeres. Muchas compañeras llegaron a merecidos cargos mucho más tarde de lo que debía haber sido. Hay muchas compañeras en departamentales, en otros espacios. Tendría que haber ocurrido antes, es cierto. Pero vemos los cambios con satisfacción. Son señales que estamos dando”, agregó.

La nueva conducción de la AJB señaló que el primer paso será discutir con el gobierno bonaerense la paritaria. “Participamos con la expectativa de alcanzar los niveles de inflación y recuperar poder adquisitivo que perdimos especialmente en el gobierno de María Eugenia Vidal. Allí los trabajadores sufrimos la baja salarial y la persecución gremial”.

Si bien no adelantaron el porcentaje de aumento en disputa, sostienen que con una inflación superior al 3% en enero y en febrero, “tenemos mucho para decir”.

“Pensamos en llegar a acuerdos trimestrales e ir viendo cómo viene la inflación para hacer los retoques necesarios. Hay una pérdida notoria del poder adquisitivo en términos de bolsillo pero también vamos a discutir con la Corte la situación de trabajo de nuestros compañeros”.

“Vamos a pedir por una justicia que no responda a los intereses económicos. Queremos una justicia con perspectiva de género y eso no implica poner compañeras por el único hecho de ser mujer sino proponer un esquema donde se cumpla con la ley Micaela, lenguaje claro; donde los trabajadores puedan ser parte del Consejo de la Magistratura  y tengamos voz y voto”, destacaron.

Los referentes gremiales dijeron que “no es prioritario crear nuevas departamentales” pero sí “crear nuevos juzgados con una estructura completa’. Si a un departamento lo dotas con más juzgados de Familia, Penal, Laboral estás dando más respuesta. Son recursos necesarios. Buscamos  que haya mayor  juzgados y más personal porque no volvieron a hacerse nombramientos”

“Terminada la feria judicial, empezamos a trabajar pero en los turnos de verano se contagiaron muchos compañeros, otros han  fallecido. Nosotros vamos a volver a discutir el teletrabajo aunque sabemos que eso también ha causado enfermedades, estrés, angustia en muchos compañeros. Tal es así que muchas veces una parte de la propia  casa se ha convertido en un despacho”, señalaron.