Desde el Suteba Lomas advirtieron que el comienzo del ciclo lectivo “tendrá un nivel de conflictividad muy grande”

El 2018 llega a su fin y los docentes bonaerenses concluirán este año sin poder cerrar la paritaria salarial y con el silencio de Provincia que decretó una suba salarial por la baja. Frente a este contexto, desde Suteba de Lomas de Zamora advirtieron que corre peligro el inicio de clase el próximo año y subrayaron que los trabajadores de la educación ya perdieron un 18% de su salario.

“La Provincia no nos volvió a convocar. Fue una burla la última convocatoria para denostar la lucha de los trabajadores. Nosotros ya lo planteamos en todos los ámbitos, si así terminamos (sin cerrar la paritaria), así no empezamos las clases. El próximo año va a comenzar con un nivel de conflictividad muy grande”, adelantó el titular de Suteba lomense, Javier Perin, en diálogo con DiarioConurbano.com y bregó por que la Provincia “entienda que la única forma de resolver el conflicto es sentarse con los trabajadores para encontrar acuerdos reales y no que sea una bajada de línea. Es necesario que haya diálogo”.

Cuestionó que desde Cambiemos “se jactaron de ser el Gobierno del diálogo y en el único lugar que dialogan es frente a cámaras” y arremetió que “es el gobierno más déspota que hubo desde la última dictadura militar”.

Asimismo, el dirigente gremial analizó lo que dejó este año, al cual, calificó como “complejo” ya que “no se pudo lograr una cuerdo paritario y hubo una intencionalidad de la Provincia de no invertir en educación”

“Analizamos todos los factores que atraviesan la educación, como el salario docente que al día de hoy seguimos sin acuerdo paritario y tenemos un aumento impuesto de manera unilateral por la gobernadora María Eugenia Vidal del 32%, cuando en todas las consultoras están previendo una inflación que va rondar el 50%, claramente los docentes estamos perdiendo un 18% real del poder adquisitivo”, detalló Perín.

Sostuvo, en ese punto, que están “frente a un Gobierno que vino con la decisión clara de ajustar sobre la clase trabajadora, bajarle el poder adquisitivo porque sigue el lineamiento de la política nacional” y remarcó que Cambiemos “tiene la obligación por el acuerdo con el FMI de bajar estructuralmente los salarios de todos los trabajadores”.

Puntualizó los reclamos que llevaron adelante desde el Frente de Unidad Docente Bonaerenses como el pedido para que haya “una inversión real en infraestructura porque se viene reclamando cuestiones históricas en Lomas como es el pozo ciego de la escuela 86 y las 60 escuelas que hoy siguen sin poder tener gas porque no están en condiciones las instalaciones como así tampoco lo están las instalaciones eléctricas”.

“La desinversión en obras que llevó a la decidía a la escuela trajo como consecuencia la muerte de dos compañeros, Sandra y Rubén. Fue responsabilidad de la gobernadora porque es algo que se podría haber evitado ya que la escuela 49 de Moreno era una de las que presentamos en el carpetazo y la Provincia no nos recibió”, aclaró Perín.

Agregó, además, el reclamo por la falta de cupos para los comedores escolares, la mala alimentación que reciben los chicos ya que “es difícil cumplir con la ración de comida con 21 pesos por chico” y subrayó que “falta un 40% de matrícula real porque Vidal les da la espalda y no los contempla dentro del SAE”.

“Todo lo que llevó adelante Provincia fue tendiente a achicar la educación desde la decisión de eliminar los servicios de orientación escolar, intentaron recortar la educación técnica, intentan modificar las curriculas de los distintos niveles”, agregó.

Frente a ese balance del año, Perín rescartó: “Como salgo positivo, encontramos la gran lucha de la docencia de la Provincia, la unidad de todo el campo de los trabajadores de la educación con la firmeza que tuvieron desde el principio para demostrarle a Vidal que no vamos a permitir que avancen sobre nuestros derechos”.