Costello afirmó que el paro “fue contundente” y llamó a la “unidad en acción”

El secretario general de la CGT regional Azul y Blanca de Lomas, Carlos Costello, afirmó que la huelga nacional decretada por el Triunvirato y las centrales obreras “fue contundente” y apostó a que esta medida de fuerza a la cual adhirieron gremios y movimientos sociales sean el inicio de “una unidad en acción del movimiento obrero” como ocurre a nivel local con el Frente Sindical.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el referente sindical sostuvo que “muchos negocios bajaron sus persianas, las fábricas no trabajaron, la mayoría de las estaciones de servicios estuvieron cerradas, no hubo clases en los colegios ni servicio de transporte” y subrayó que “los trabajadores pararon el país”.

Le restó importancia a las críticas del oficialismo al replicar que “hubiera sido lamentable y golpista el paro si no hubiera detrás el hambre que hay y ellos no llevaran adelante el saqueo del país” y aseveró que “detrás de cualquier medida de fuerza hay un objetivo que no es político sino el de mostrar la realidad que en estos momentos es la gente que está pasando hambre y se ven afectados por la incertidumbre económica”.

En tanto, Costello se sinceró y confesó que a pesar del paro nacional y la masiva marcha a Plaza de Mayo en contra del ajuste “no” tiene “la confianza de que este gobierno cambie el rumbo económico” al advertir que “están cumpliendo con lo que vinieron a hacer que es saquear el país”.

“Ellos sabrán hasta dónde pueden llegar, nosotros tenemos la obligación de resistir esto porque nos van a dejar un país arrasado”, disparó.

Otra muestra del paro fue la unidad en acción de las distintas centrales obreras, a lo cual, el secretario general de la regional disidente enfatizó que “eso es bueno” y tomó como ejemplo el trabajo que vienen realizando en el plano local junto a otros gremios.

“Nosotros venimos trabajando en ese sentido y armando el Frente Sindical desde hace dos años y medios por eso no nos toma por sorpresa que se haya replicado porque es el fruto de todo el trabajo”, apuntó y aseveró que “la unidad se tiene que consolidar mucho más bajo una estrategia en común y que vaya más allá de que un sector haga paro y el otro una movilización sino que se necesita una conducción estratégica del movimiento obrero”.

En ese punto, advirtió que “existen diferentes cuestiones” que dificultan que haya una conducción estratégica como “son las cuestiones personales, los egos y se toman posiciones que no son reivindicativas del movimiento obrero”.

Y reclamó la necesidad de que se lleve a cabo un Confederal de la CGT para renovar al Triunvirato que “fue creado con una esperanza de unidad y terminó siendo un retraso”. “El Triunviro no se sustenta por sí mismo sino que se sustenta por un grupo de dirigente que tienen la misma postura”, aclaró.