Coronavirus: trabajadores denuncian que la Serenísima les quiere recortar un 40% de su sueldo

Un grupo de trabajadores de la planta de Danone de La Serenísima, ubicada en Longchamps, denunció que la empresa se escuda en uno de los puntos del decreto presidencial que establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio para cambiar la modalidad de trabajo de los operarios y así recortarle horas de trabajo y así cobrar un 40% menos. Además, advirtieron que la planta está trabajando con el 50% de los trabajadores.

La medida afecta a 67 trabajadores de la planta y denuncian las presiones que reciben por parte de la empresa para aceptar la nueva forma de trabajo. A través de un comunicado, los operarios advirtieron que la empresa de lácteos “pretenden sacar un sistema de trabajo, con la excusa del coronavirus, que implica una reducción del 40% del salario a un sector de trabajadores”.

“Cómo no pudieron sacarlo anteriormente ya que nos plantamos y denunciamos el accionar fraudulento, ahora quieren usar de excusa la pandemia para llevar adelante su cometido. Inclusive haciendo oído sordo a una medida cautelar que le aplicó a la empresa el tribunal número 4 de Lomas de Zamora, dónde se le prohíbe a la empresa innovar cualquier tipo de modificación”, alertaron los opararios.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Juan Zarate, trabajador en la parte de mantenimiento de envasados, contó que “este conflicto viene desde septiembre cuando quisieron cerrar la planta aduciendo que era por cuestiones de ahorro de energía para así concentrar la producción de lunes a viernes. Con esa excusa, quisieron cambiar la modalidad que se trabaja de 7×2 (siete días de corrido y dos francos) a 44 horas semanales, en la cual no se paga el adicional y es un 40% menos del salario que se cobra mensualmente”.

“Por la presión que ejercimos, se volvió para atrás, pero mes a mes fueron llegando cartas documento intimándonos a que teníamos que firmar ese acuerdo sino nos despedían”, precisó el operario.

Ante estas presiones, se asesoraron, fueron al Ministerio de Trabajo: “Todos nos dijeron que es un derecho adquirido y que no nos pueden recortar las horas extras, no pueden romper el salario y que nos atemos a las 44 horas para cobrar un sueldo básico cuando cobrábamos otro sueldo”.

Ahora la empresa fuerza el decreto presidencial que establece el aislamiento obligatorio para implementar esa nueva modalidad de trabajo que trae como perjuicio un recorte salarial. “Mandaron telegrama a 67 trabajadores, se agarran del punto cuatro del DNU que habla sobre la reforma de organización de la empresa en base al aislamiento y seguridad higiénica. Hoy a muchos nos llegó una carta documento diciendo que debemos presentarnos en diferentes turnos”, relató Zarate

Explicó que “un turno lo sacaron, lo partieron y dividieron en tres y desparramaron a los trabajadores en los otros tres turnos superpoblándolos de dotación y hasta el lunes trabaja 44 horas semanales” y advirtió: “El gerente nos dice que no nos van a modificar el salario que vamos a cobrar este mes, pero después vamos a cobrar por las 44 horas”.

“Estamos haciendo dotación mínima. No pueden aprovechar esta situación para atropellar nuestros derechos laborales. Estamos trabajando al 50%. No dejan entrar a los trabajadores a la planta, tienen los molinetes bloqueados cuando es nuestro horario de trabajo”, denunció.

La decisión de La Serenísima no es ajena a las decisiones que tomaron grandes empresarios de demostrar la poca solidaridad en un contexto de crisis económica y emergencia sanitaria. Además, los trabajadores autoconvocados de Danone advirtieron que desde el gremio ATILRA les soltaron la mano y “acordaron con la patronal.

Mientras continúe la cuarentena, los operarios decidieron “seguir yendo a la planta en el horario que corresponde”. “Si el molinete no nos permite la fichada, nos volvemos. Vamos a resistir y a aguantar. Si estoy continúa, el lunes 13, vamos a estar en la puerta para hacer respetar la cautelar de no innovar”, sentenció Zarate.