Coronavirus: La UTA advierten que, si hay más casos, se podría parar la línea 266

Luego de que un chófer de la 266 haya dado positivo de coronavirus, desde la Unión Tranviario Automotor (UTA) alertaron que si dentro de la empresa se llegan a presentar más casos de choferes infectados, se podría parar la línea para evitar la propagación del virus. Una situación que podría replicarse en las demás líneas.

El vocal titular del Consejo Nacional de la UTA, Daniel Oujian, advirtió en dialogo con Diarioconurbano.com que “si el empresario no aplica bien el protocolo” la línea podría parar e indicó que la UTA ya había recibido reclamos por parte de los trabajadores de la 266 por incumplimiento de lo dispuesto entre el gremio y el Ministerio de Salud.

En ese sentido, apuntó que “quién tuvo contacto con el trabajador, tiene que estar aislado” y aseveró que hay que investigar “cómo accionó la empresa luego de conocer la noticia, cuántos trabajadores tuvieron contacto y si están hoy separados”.

En cuanto, al primer caso de un trabajador del transporte público contagiado de coranavirus, el vocal del gremio deslizó que “el trabajador lo pudo haber tomado en el ámbito laboral como en su domicilio”, pero insistió en que el sindicato constantemente hace hincapié en que “se respeten todos los protocolos de aislamiento”.

Además, detalló que hay un acuerdo firmado entre “las empresas, el Ministerio de Salud y el sindicato” en el que se acordó la manera de trabajar. “También un punto importante es tratar de no tener gente acumulada que esté sin hacer nada”, añadió en referencia a la cantidad de choferes que deben presentarse todos los días y la disminución del servicio.

No obstante, Oujian aclaró que a partir de la información que les llega por parte de los delegados sobre las empresas de colectivos de la Región, “la mayoría cumplen con las medidas de prevención ya que se respeta el aislamiento, la higiene, se toma la temperatura y se usan los tapabocas”.

Asimismo, aseguró que el gremio tiene un constante contacto con los delegados, incluso a algunos se los visita, pero subrayó que “estos no son momentos de hacer asambleas o reuniones”.

Por Edgardo Núñez