Coronavirus: la empresa Bombay suspendió a sus trabajadores y no les paga el sueldo

Más de treinta trabajadores denunciaron que la empresa Bombay S.A decidió suspenderlo y no pagarles la totalidad de su sueldo, entre lo que dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Desde la CGT regional Carlos Costelo y del gremio de Pasteleros exigen que intervenga el Ministerio de Trabajo ya que, los empresarios no responden por ninguna vía de comunicación.

Los dueños siguieron los pasos de las empresas que decidieron que los costos de una economía paralizada la paguen los trabajadores. Desde el 31 de marzo, los dueños no responden los mensajes ni las notificaciones que se les envió para que abonen la totalidad del sueldo.

“Antes de la cuarentena, la empresa no tenía intenciones de cerrar. El viernes 20 cuando sale el decreto, nos dijeron que ellos no iban a cerrar y que teníamos que ir a trabajar igual. No nos daban barbijos ni guantes, no cumplían con las medidas de higiene y nos obligaban a ir a trabajar. Decidimos no presentarnos el sábado porque no tomaban los recaudos que tenían que tomar, no contamos con delivery, querían que atendiéramos a local cerrado. No fuimos, excepto dos compañeros que fueron amenazados”, relató un trabajador del local en diálogo con DiarioConurbano.com.

El lunes 23 los trabajadores se encontraron con la empresa cerrada. “Nos dijeron por WhatsApp que no podían pagarnos los sueldos porque adherían a la cuarentena y que quedábamos todos suspendidos hasta el 31 y si se prorrogaba la cuarentena, se prorrogaba la suspensión”, detalló el trabajador.

Se dirigieron al sindicato, donde se pusieron a disposición y se elaboró una respuesta de un abogado que fue enviada por WhatsApp ya que “la empresa nunca envió algo formal, ni un telegrama”. “Mantuvimos comunicación hasta el 31 que mandaron el último mensaje de que se prorrogaba la suspensión hasta el 12 de abril”, indicó.

“El lunes 6 de abril depositaron a última hora pero sólo nos pagaron 5 días trabajados. Mandamos un telegrama reclamando lo que nos corresponde y no nos respondieron”, denunció el empleado de Bombay.

En total, son 37 trabajadores que no cobraron la totalidad de su sueldo y que se enfrentan a la incertidumbre de no saber qué sucederá con su trabajo, en el marco de un aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus.

Desde la CGT regional Carlos Costello reclamaron que “los directivos se han desentendido de manera total de sus trabajadores y no responden a los llamados telefónicos, ni a las notificaciones y tampoco a los telegramas enviados por el personal”.

“Repudiamos la actitud indolente e insensible de la empresa donde trabajan 37 compañeros”, reafirmaron desde la central obrera y exigieron que “las autoridades pertinentes contemplen la posibilidad de alguna sanción penal para este tipo de actitudes deshonestas de parte de la patronal hacia los trabajadores como así también la inmediata reapertura de la empresa para que los compañeros no pierdan su fuente de trabajo”.