La vicepresidenta de CICOP, Silvana Scali, subrayó que el bono anunciado por el presidente Alberto Fernández para el personal de salud “es un refuerzo salarial” pero sostuvo que necesitan “una verdadera recomposición salarial por fuera de los bonos”.

Scali destacó que el año pasado quedaron “arriba de la inflación con un aumento de alrededor del 44 por ciento” y que el objetivo para el 2021 luego del acuerdo con el gobierno provincial de un aumento en tres partes “es mantenerse como en 2020 para volver a ganar poder adquisitivo”.

“Desde CICOP vemos estas medidas de cierre en el camino correcto pero creemos que es un momento de mayor cierre de actividades y nos preocupa como algunos sectores políticos subestiman la magnitud del problema sanitario”, resaltó en diálogo con DiarioConurbano.com.

Scali argumentó que las restricciones para la disminución de la circulación son “la única forma de palear esta situación y bajar el nivel de contagio porque el sistema de salud está en una situación de peligro de colapso”.

“El nivel de ocupación de camas esta por encima del 90 por ciento; se está viendo que no hay camas de terapia en muchos hospitales  y clínicas privadas y es una situación que se está extendiendo en otros municipios por fuera del AMBA”, alertó.

La representante gremial puntualizó que “el sistema de salud se quedó sin margen para afrontar mayores niveles de contagio e internaciones” y exigió “un refuerzo a los equipos de salud a través de mayor presupuesto y designaciones genuinas”.

En tanto al plan de vacunación, celebró que “avanzó muchísimo en el personal de salud” ya que según el ministerio de Salud el 90 por ciento del sector público está vacunado en la provincia de Buenos Aires.

“Esperamos que avance más el plan de vacunación y que se tome conciencia de que aunque se hayan vacunado pueden contagiarse y transitar de manera más leve la enfermedad por lo que deberían mantenerse los cuidados”, detalló.

Scali enfatizó que “es necesaria la liberación de las patentes y que las vacunas sean declaradas un bien social porque todos debemos acceder a la vacuna en esta situación emergencia sanitaria” porque el derecho a la salud “es un derecho humano básico y no puede estar dependiendo de los intereses geopolíticos de los países o de los intereses económicos de los grandes laboratorios”.

“Vemos con agrado esta nueva noticia con respecto a la producción de la vacuna Sputnik y esperamos que se pueda concretar la producción en masa de esta vacuna en el país para que la sociedad argentina tenga prioridad para aplicarse las dosis”, indicó.