Choferes de la línea 540 reclaman mayor seguridad o dejarán de pasar por La Salada

Tras el robo que sufrió un chofer de la línea 540, los trabajadores decidieron guardar los coches y no salir el sábado hasta el domingo a la madrugada. Ahora, reclaman mayor seguridad, presencial policial y advirtieron que si no se atiende el reclamo, la línea dejará de pasar por La Salada, ya que es el lugar donde mayores hechos de inseguridad sufrieron los choferes.

El sábado a la noche, a la altura de La Salada, un chofer fue asaltado por dos pasajeros y le cortaron la cara a la altura de la ceja. El trabajador se encuentra fuera de peligro, pero la situación encendió todas las alarmas para los trabajadores que más de una vez fueron asaltados en esa zona.

“Hasta que la feria estaba cerrada, nosotros veníamos medianamente bien con el tema de los robos, pero ahora que volvió a abrir, la agresión a los choferes, va a ser una locura porque la feria atrae a todo tipo de personaje para el hurto y para el robo. Ahora que estuvieron siete meses guardados, van a salir con todo”, advirtió Alberto Galeano, delegado de la línea 540, en dialogo con DiarioConurbano.com.

Relató que el robo del sábado a la noche ocurrió alrededor de las 8.30 y que “el chofer se salvó de milagro porque pudo haber perdido el ojo”. “Le dieron tres puntos en la frente y está en la casa recuperándose. También, tiene un par de golpes en la cara porque le dieron trompadas y él hizo todo para defenderse. Si no se hubiese defendido, la historia sería otra”, narró.

“Ya es habitual que pidamos mayor seguridad. Todos los años es lo mismo. Nosotros siempre hacemos medidas de fuerza porque le roban a un compañero o porque lo lastiman. Por lo menos, pedimos seguridad los días de feria, que se mantengan efectivos policiales en los puntos críticos, en los que aparecen los arrebatadores y que haya patrullaje”, reclamó.

Además, criticó que durante los días de feria “no hay policías, solo la seguridad privada de La Salada” y advirtió que si no se toma nota del reclamo llevarán adelante una medida de fuerza como el sábado que decidieron guardar los coches.

“El sábado metimos todos los coches adentro y no salimos más. De hecho, si sigue persistiendo el tema, directamente no vamos a pasar por Virgilio hasta la Ribera”, sentenció.