ATE Sur homenajeó a la enfermera del Gandulfo que falleció por coronavirus

Trabajadores de la salud nucleados en ATE Sur realizaron una jornada de luto en homenaje a María Ester Ledesma, la enfermera fallecida por COVID-19, este lunes en las puertas del Hospital Gandulfo donde además reiteraron pedidos de elementos sanitarios para realizar su trabajo y la baja del sistema digital de licencias. “No queremos más desgracias dentro del hospital y que mueran más compañeros” afirmó Aida Ledesma, enfermera del nosocomio e integrante de la agrupación sindical.

En diálogo con DiarioConurbano.com la trabajadora del hospital lomense aseveró que la jornada “de luto y respeto” hacia su colega no solo sirvió para recordarla sino también para que “muchos compañeros se animen a contar su situación”, ya sea desborde de trabajo o falta de seguridad sanitaria.

“No queremos más desgracias dentro del hospital y que mueran más compañeros, sino que queremos cuidarlos. Si eso significa que se tenga que cerrar una parte del hospital, que se haga”, advirtió Ledesma.

Días atrás trabajadores nucleados en ese sindicato se reunieron en la puerta del nosocomio lomense para denunciar faltante de personal médico y no médico en el sector, escases y mala calidad de los elementos para realizar sus tareas en medio de la pandemia de COVID 19, bajos sueldos y “abandono” del Estado.

En ese sentido, la enfermera indicó que trabajadores de otros hospitales del Conurbano, como el Oñativia de Rafael Calzada o Lucio Meléndez de Adrogué entre otros de diversos puntos, se acercaron para manifestar su apoyo durante la jornada porque ellos “están exactamente igual”.

“Todos los hospitales de la provincia están en la misma situación: falta de personal, insumos escasos y de mala calidad y les niegan las licencias médicas a los compañeros como le pasó a María Ester”, graficó Ledesma.

Respecto al otorgamiento de licencias, repudió el comunicado donde el hospital desmintió al gremio al considerar que éste “un poco más decía que María Ester había salido a buscar el virus” y sopesó que “es posible que no se haya contagiado en el hospital como dicen en el comunicado” pero también señaló la existencia de casos positivos en otros sectores del hospital.

“Hay bastante personal del hospital que le está dando positivo el test y se realizaron más a compañeros que están con síntomas o estuvieron en contacto con otros que dieron positivo”, denunció la enfermera.

En esa línea, sostuvo que “María Ester fue el primer caso del hospital” y que al menos “estuvo trabajando con síntomas cuatro días” en el turno vespertino pero en 14 días que duró su internación “se expandió el virus ahí adentro”.

Sin embargo Ledesma puntualizó que su homónima “era paciente de riesgo y la tendrían que haber licenciado desde el primer momento” pero como el sistema que se implementó en la pasada gestión “es tan burocrático” eso se demoró.

“Tres veces presentó el certificado y las tres veces se lo denegaron porque siempre algo faltaba. El hospital sacó un comunicado en donde decía que su licencia estaba en proceso 70 días después de que empezó la pandemia y eso es una mentira, porque en el sistema te sale una pantalla que te dice ‘denegada’ y no ‘en proceso’”, fustigó.

Y apuntó contra la gobernación: “El responsable es Kicillof (Axel) que no saca ese sistema aunque uno sabe que a las enfermeras no se les va a otorgar las licencias tan fácil porque faltan, esa es la triste realidad”.

Ante la existencia de casos similares al de María Ester, la enfermera adelantó que en los próximos días podrían movilizarse al Ministerio de Salud provincial si la cartera no se contacta con ATE Sur y le otorga respuestas a los reclamos.

Otro de los gremios que nuclea a los médicos bonaerense – CICOP – también denunció el no otorgamiento de la liciencia a la enfermera fallecida.

Desde el Hospital Gandulfo aclararon que María Esther Ledesma no se contagió en su lugar de trabajo y que la licencia que había pedido estaba “en proceso” administrativo pero que no había rechazada.