Tras el comunicado de organizaciones sociales y sindicales en apoyo a las medidas de restricción, el secretario general de ATE Lanús, Walter Pintos, arremetió contra el Gobierno municipal al advertir que “no se sabe el nivel de contagios que hubo por lo menos en los colegios” y apuntó a que en estas dos semanas disminuya “el caudal de circulación”.

“De acuerdo a nivel Nacional en conjunto con los demás gremios elaboramos un comunicado que habla de la defensa de las políticas tomadas por la Nación, ya que mantiene las restricciones de la no presencialidad hasta el día 30. Coincidimos a nivel local y provincial ya que como el porcentaje de contagios en las escuelas es bajo, lo que hay que disminuir es el caudal de circulación”, aseveró el dirigente sindical en diálogo con DiarioConurbano.com.

En ese punto, se refirió a los trabajadores de la salud que están en la primera línea de batalla de la pandemia, a lo cual, advirtió que “los trabajadores llamados 10.430, en su mayoría están vacunados, pero hay un gran agotamiento, ya que existe un alto porcentaje ocupado de camas de terapia intensiva”. Asimismo, destacó el bono de 6.500 pesos anunciado por el Gobierno nacional y sostuvo que fue producto de “una negociación que se acordó con los trabajadores de salud”.

“Ellos ponen todo, están en primera línea de batalla. Muchos trabajadores nuestros han fallecido y cuando ves la locura en la oposición política… es una irresponsabilidad. Al final son ellos, los trabajadores de la salud, los que nos van a cuidar”, disparó.

En ese sentido, Pintos se refirió a las críticas de la oposición sobre la suspensión de la presencialidad por dos semanas, a lo cual, indicó que los auxiliares “están protegidos por un protocolo jurisdiccional que acordó la Provincia con los gremios”, pero subrayó: “Le hemos exigido al Gobierno la protección, como el barbijo, la mascarilla; pero quieren que los auxiliares estén las 6 horas, los cuales son seres humanos y trabajadores esenciales, es raro hacerlos ir todos los días, todo el día”.

En tanto, criticó el rol del Gobierno municipal en esta nueva etapa de la pandemia al cuestionar que “hay una imprudencia del Gobierno municipal muy grande” y replicó: “Pedimos un informe para saber cómo estaban los contagios, y no nos dieron ningún dato”.

“El gobierno municipal oculta datos o vende humo. No sabemos el nivel de contagios que hubo por lo menos en los colegios, no tuvimos respuesta”, sentenció.

Para finalizar, el dirigente de ATE cargó contra Juntos por el Cambio a quienes calificó como “una oposición irracional” y subrayó que “ellos tienen una mirada de país para pocos, de elitistas, con privilegios”.

“Cuando gobernaron, demostraron que tenían incompatibilidad con la educación pública, por ejemplo, la gestión de Vidal dijo que ‘ningún pobre llega a la universidad’. La falta de Estado cuando explotó la escuela en Moreno, son el símbolo de la ausencia del estado”, concluyó.