Acompañantes terapéuticos de Lomas de Zamora demandan una ley para formalizar su trabajo

Desde el Movimiento Acompañantes Terapéuticos Independientes (M.A.T.I) de la zona sur del conurbano se comenzó a organizar encuentros en la estación de Lomas de Zamora para que se regularice con una ley la profesión y se determinen ciertos derechos laborales dentro del sistema de salud.

En diálogo con DiarioConurbano.com, María Sol Reynoso, una de las organizadoras de los encuentros, manifestó: “Estamos aislados desde lo laboral porque necesitas siempre de otra persona para establecer el trabajo. Hay una precarización y tercerización sobre nuestro trabajo que es necesario visibilizar. Por eso queremos una ley que nos reconozca”.

El viernes se reunirán a las 18.00 junto a las boleterías de la estación de Lomas con el fin de organizar otro encuentro de acompañantes de zona sur.

Desde el movimiento remarcaron que necesitan formalizar un costo sobre su trabajo para que no sea tan variante, ingresar a categorías de auxiliares o de técnico sin depender de un psicólogo. “La hora de pago depende según quien te contrata. Una cosa es trabajar para un centro, para la obra social o de forma particular. Necesitamos tener claro el presupuesto del plan de trabajo”, explicó María Sol.

Si bien hay una iniciativa de regularizar la tarea de los acompañantes terapeuticos en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, desde M.A.T.I aseguraron que “no garantiza que deje de haber un vacío”. En algunas provincias del territorio fueron sancionadas distintas leyes con el objetivo de reconocer la práctica laboral ante obras sociales y determinar una reglamentación desde lo técnico profesional.

En Lomas de Zamora comenzaron a reunirse para unificar el reclamo desde el año pasado y en el 2019 se desarrollaron distintos encuentros. “En la zona es relativamente incipiente pero nos fuimos sumando diferentes compañeras de San Vicente, Castelar y Lomas”, relató una de las organizadoras.

Además, desde el Movimiento reclaman que se creen más espacios de formación gratuitos con la posibilidad de estudiar la carrera de acompañante, ya que señalan que “son pocos los lugares donde ofrecen la profesión”. Además de M.A.T.I, la ley por la regulación la apoyan distintas organizaciones como Acompañantes en Lucha y la Coordinadora de la provincia de Acompañantes.

“No somos cuidadores ni enfermeros. Queremos que haya un reordenamiento en nuestro rol ante la salida laboral. Estimulamos y potenciamos la autonomía de la persona para que pueda desenvolverse socialmente lo mejor posible”, aclaró María Sol.

A su vez, desde la organización especificaron que muchas veces las obras sociales piden psicólogos y psicopedagogos para ejercer su trabajo cuando ellos están capacitados para trabajar. Es por eso que aunque haya centros en los que esté instalada la figura del acompañante se necesita una regularización.

Con respecto al lugar que ocupa en la agenda política el tema, María Sol afirmó que “hacen falta más políticas públicas”. “El tema de salud y discapacidad es muy marginal, no se le presta atención hasta que uno no vive una situación particular no se toma conciencia”, apuntó.