Docentes marcharán por escuelas seguras a un año de las muertes de Sandra y Rubén en Moreno

A un año de las muertes de Sandra y Rubén, el Frente de Unidad Docente realizará este viernes 2 una marcha de antorchas en reclamo de justicia por los dos trabajadores que murieron en la explosión de la escuela N°49 en Moreno. En diálogo con DiarioConurbano.com, Liliana Rossi, Secretaria General de la seccional Lanús del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), aseguró: “Los responsables siguen estando en funciones, nadie hizo una investigación a fondo. Hay una cadena de responsabilidades las cuales no se investigó ni hubo sanciones”.

Los trabajadores de la educación de la Provincia se congregaran en la mañana del viernes 2 de agosto en Moreno para realizar una caravana hasta el Consejo Escolar del distrito donde murieron Sandra y Rubén. Se espera que por la tarde se dirijan hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y marchen desde el
Congreso de la Nación hacia la Casa de la Provincia.

“La falta de una mirada preventiva costó la vida de dos compañeros que venían haciendo presentaciones porque sospechaban que había pérdidas de gas. Si no es una prioridad la inversión en educación podría volver a pasar algo similar”, manifestó Rossi.

Los docentes exigen justicia y que se cumplan los 12 puntos acordados en el acta paritaria del 2019, entre los que se contempla la revisión de las escuelas para garantizar su seguridad. Desde SUTEBA aseguran que el Gobierno “se ha desresponsabilizado de la educación pública” y que luego de la tragedia en Moreno “no planificaron una resolución a nivel provincial”. “Lo que hicieron fue cortar el gas en aquellas escuelas que hay riesgo pero no resolvieron nada”, apuntó la Secretaria General de Lanús.

Con respecto a lo sucedido en Moreno, Rossi explicó que “se desoyó los planteos que habían hecho por las pérdidas” y que en la actualidad si en una escuela pasa algo “al primero que se le inicia una investigación es al Director”. “Al no haber revisiones estamos en una situación de riesgo”, afirmó.

Según un relevamiento de SUTEBA realizado en 20 distritos, 417 escuelas están afectadas por la falta del suministro de gas y más de 200.000 estudiantes se ven perjudicados. En este sentido, Rossi aseveró que “después de lo sucedido en Moreno, la gran mayoría de las escuelas no están en condiciones” y que continúa “la subejecución presupuestaria en materia escolar”.

A su vez, la Secretaria lanusense especificó sobre la situación en Lanús. “Las estufas no funcionan y en la escuela N°72 hubo dos evacuaciones por el olor a gas. Luego de que la revisaron encontraron tres fugas de gas”, criticó Rossi.