Según la UNDAV, el precio de los lácteos aumentó más del 80% y el consumo de leche cayó un 12,1%

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que el aumento de precios en los productos lácteos alcanzó el 80% promedio en el último año y el consumo de leche fluida cayó un 12,1%.

En el detalle, se observa que para el último año hubo subas del 99,1% para el queso cremoso; 87% para la manteca; 85,5% para la leche fresca; del 84,4% para el yogur firme; del 81,2% para el dulce de leche; y del 73,8% para la leche en polvo.

“Las ventas de leche fluida cayeron 12,1%, no solo por la fuerte pérdida de poder adquisitivo que mantuvieron los salarios en este último tiempo, sino también por el notorio aumento de precios de los lácteos”, apunta el documento universitario.

El informe elaborado por el equipo de economistas de Economía UNDAVresalta que, en el primer cuatrimestre de 2019, las ventas de leche fluida pasaron de la suma de 427.336 litros a ser de solo 375.727 litros, lo que representa una caída del 12,1% interanual, y del 16,3% en cuatro años.

En este sentido, el documento indica, en base a datos del Observatorio de la cadena Láctea Argentina (OCLA), que “para el 2019 el consumo per cápita se ubicará en los 183 litros de leche por habitante anual, esto sería, el menor consumo per cápita desde la crisis económica política y social de los años 2001-2002”.

En base a datos de la Secretaría de Agroindustria, el informe advierte una reducción promedio del 16% en el consumo interno de los diferentes productos lácteos.

El documento subraya la caída interanual de cada producto en particular:-44,6% en leches saborizadas, -29,9% en postres lácteos y flanes, -18,3% en manteca, -15,5% en yogures y otras leches fermentadas, -12,1% en leche fluida, -8,1% en leche en polvo, -6,9% en quesos, -4,8% en dulce de leche y -4% en crema.

La relación interanual entre los primeros 5 meses de 2018 y 2019 refleja una baja en la producción de leche del 6,3%, lo que representa 254 millones de litros menos y supone una caída del 15% comparado con 2015.

“Desde el cambio de gobierno, la producción de leche promedió los 847,2 millones de litros mensuales, esto es, 15,7% menos que los producidos durante el 2015 (1.005 millones)”, amplía el informe de la UNDAV.

Entre el primer trimestre de 2015 y el primer trimestre de 2019, el empleo en el sector lácteo cayó un 7,1% y ya se destruyeron 2.600 puestos de trabajo privados.

El empleo en el sector lácteo ya acumula 10 meses de caídas trimestrales interanuales consecutivas, lo que según el informe se debe a “producción primaria e industrial prácticamente estancada, menores ventas internas, menores tambos activos y menor cantidad de ganado destinado a esta actividad”.

En el resumen, la variación interanual de la industria láctea muestra caídas en la producción (6,3%), ventas (-12,1%), y empleo; sólo aumentó en sus precios (+81,2%).